Tokio 2020: "Siempre creí en cumplir mis sueños, ahora voy por otro", dijo Emiliano Lasa

Deportes 11 de enero de 2020 Por
"Sueño con una medalla olímpica, pero hay que saber ubicarse y tener los pies en la tierra. Soy el que más confía en sus fuerzas", explicó
701255

Emiliano Lasa vivió los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 como un año consagratorio, culminando en la sexta posición en salto largo, en lo que marcó el mejor desempeño uruguayo en la historia del atletismo en estas citas y le valió un diploma.

El 2020 marca por delante un nuevo desafío; Tokio 2020 (24 de julio al 9 de agosto), para lo cual ya planifica una temporada que se inicia con una puesta a punto física indispensable y el sueño de repetir una final olímpica.

En mayo del 2019 el uruguayo sintió una molestia en la tibia de su pierna izquierda que lo obligó a afrontar el resto de la temporada soportando dolores, algo que tras exámenes realizados se confirmó que era por una pequeña "fractura por estrés".

Eso no le impidió ganar la medalla de oro en el Sudamericano, de bronce en los Juegos Panamericanos pero fue factor para no llegar al máximo al Mundial de Doha.

Tras esta última cita el uruguayo decidió parar y preparase con todo para este año: "estoy entrenando pero sin impacto por recomendación médica, la semana que viene me realizare un nuevo examen y si todo marcha bien, volveré a trabajar con normalidad"

"El 2019 fue un año difícil, desde la lesión solo competí en tres pruebas, por lo que quiero recuperarme cien por ciento porque es año de Juegos Olímpicos y eso exige estar al máximo de posibilidades", comentó el uruguayo que ante esta situación descartó participar de las competencias indoor (bajo techo" de estos meses.

Clasificación

Hoy en día Emiliano Lasa esta consiguiendo su lugar en Tokio gracias al ranking, donde se ubica decimoséptimo en las posiciones del salto largo de los 32 cupos disponibles.

"Si bien estoy bien en el ranking hay que mantener los puntos. Creo que no sería problema, pero hay que ser regular lo que te da la chance de mantener la clasificación".

Para asegurar el cupo sin pensar en el ranking, la marca mínima exigida es de 8,21 metros, la cual buscará ya que su récord nacional es de 8,26 metros, pero obtenido en 2018, antes que se abriera el plazo de clasificación directa.

"Cuando este al cien por ciento creo que puede salir, la idea es ir en ascenso en el rendimiento, sin descuidar detalles", dijo Lasa que planea volver a la competencia en marzo próximo en los Grand Prix de Uruguay.

Juegos Olímpicos

"Los Juegos son siempre un sueño para cualquier deportista", dijo el atleta y recordó como vivió Río 2016: "quedé súper contento con el resultado, desde allí me fui sintiendo cada vez mejor, creciendo, mejorando".

"Me tengo fe para llegar aún mejor a Tokio. Quiero hacerlo con buen ritmo, buscar meterme en la final (en la cita japonesa) y allí se verá.

El salto largo en estos últimos cuatro años a mejorado a nivel internacional en cuanto a marcas, algo que Lasa tiene claro: "van cambiando los protagonistas, el nivel ha subido un poco, pero nunca se sabe que pasa. En Rio tenía la penúltima marca y termine sexto. Hay que estar preparado y entrenar al máximo".

"Representar a Uruguay en los Juegos Olímpicos es un orgullo, para eso peleo, más sabiendo lo difícil que es llegar a esas instancias. Las ganas son las mismas de siempre", contó.

"De chiquito siempre creí y tuve confianza, las cosas se dieron de a poco", mencionó sobre su evolución personal en la disciplina: "el primer gran salto de calidad lo di en los Juegos Panamericanos de Guadalajara en 2011 con 21 años, por lo que quizás hasta ese momento no tenía los resultados que esperaba. Pero siempre confié, se dio una evolución progresiva y fui cumpliendo los sueños, alcanzando metas. Hay una frase que dice: ‘los buenos deportistas no se hacen en gimnasio y se hacen de sueños' por eso creer que podía fue clave, la mentalidad. Ser positivo fue fundamental".

Por último, sobre si es una quimera apostar a una medalla en Tokio, repitiendo la gesta que realizó Milton Wynants en Sydney 2000, reflexionó: "obviamente sueño con una medalla olímpica, pero hay que saber ubicarse y tener los pies en la tierra. Me estoy recuperando de una lesión, pero soy el que más confía en sus fuerzas. Hay que dar los pasos justos, porque quiero estar entre los mejores".

Fuente: Futbol uy 

Fabio Olivera

Rivera Mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar