Caso Franco y Joaquín: imputados volvieron en taxi al accidente después de lo ocurrido

Judiciales El miércoles Por
"Nuevamente no llamaron a ambulancia o a la policía. No sabemos a qué fueron. Me hago esa pregunta diez veces al día", dijo una de las madres de las víctimas.
706630

Franco García y Joaquín Voltolini, de 18 y 20 años, perdieron la vida en Minas en julio de 2019, luego de que el auto en el que viajaban impactara contra la entrada de una casa, poco después de salir de una comida. Al comienzo, se creyó que habían perdido el control del vehículo por ir a alta velocidad.

Sin embargo, pericias posteriores y análisis de cámaras de seguridad de la zona revelaron que hubo otro vehículo involucrado. Una camioneta impactó levemente contra el vehículo de los dos jóvenes, que a raíz del contacto se despistó y chocó. Las cámaras de la zona muestran que el conductor del vehículo (en el que viajaban tres personas en total) se fue del lugar y luego entró a una vivienda.

Al drama se le agregó el detalle perturbador de que el otro coche implicado en el siniestro era manejado por jóvenes amigos de las víctimas (y de sus familias) que habían salido de la misma comida, pero que ocultaron lo sucedido, según las evidencias manejadas por la Justicia.

Por este caso fueron formalizadas en noviembre cuatro personas, dando inicio al juicio propiamente dicho. El conductor del vehículo que chocó contra el de Franco García y Joaquín Voltolini fue formalizado por dos delitos de homicidio a título de dolo eventual y un delito de omisión de asistencia (era menor al momento del accidente).

El otro menor, un acompañante en el vehículo, fue imputado por omisión de asistencia y encubrimiento, exactamente igual que el otro acompañante, un mayor de edad. Además, la dueña de la camioneta con la que se protagonizó el siniestro, madre del conductor, fue formalizada por omisión de los deberes a la patria potestad.

Según confirmó a Montevideo Portal Rosana García Brera, abogada de las familias de las víctimas, las instancias del juicio se retomarán en los próximos días, terminada la feria judicial.

Se presentó la acusación fiscal y ya están solicitadas las penas de reclusión. El conductor del vehículo -quien no tenía permiso para manejar- es quien podría tener la pena más larga, quedando hasta cinco años recluido en el Inisa. El otro menor puede enfrentar una reclusión de hasta dos años y medio.

Más detalles

En las últimas semanas surgió un nuevo detalle sobre lo ocurrido aquella noche, que podría complicar el panorama a los imputados, según confirmó la abogada a Montevideo Portal.

Hasta ahora se sabía que luego de haber tocado el auto de las víctimas, los jóvenes imputados se retiraron sin comprobar lo ocurrido con el otro coche y sin pedir asistencia. Hace poco, se supo que después volvieron al lugar del accidente pero no en su auto, sino que tomaron un taxímetro, según consta en el expediente de la acusación.

El trabajador los llevó al lugar sin saber lo que había ocurrido. Los tres jóvenes le pidieron que los dejara en la ruta y se acercaron al auto. Según las familias de las víctimas, tampoco avisaron allí lo que había sucedido. El taxista volvió a Minas y ahí se dio cuenta de que algo había pasado. En el juicio se deberá dirimir si ocurrió así, por qué tomaron esta decisión y qué hicieron entonces.

La abogada dijo a Montevideo Portal que si bien ya se manejaba esta información, no podían referirse a ella públicamente hasta que estuviera incorporada como prueba en el pedido de acusación (presentada el 22 de diciembre).

 
"Es una prueba que se había recabado con el taximetrista, que surgió pro otras declaraciones y registros fílmicos que muestran al taxista", agregó.

Los tres jóvenes volvieron al lugar del accidente a los diez minutos de ocurrido el choque. "Esto lo que hace es ratificar lo que sabíamos y negaban. Tira abajo todo lo que declararon hasta el momento, que no sabían que habían provocado un accidente. Es un testimonio relevante a esos efectos", dijo García.

Ahora llegará la etapa de respuesta de los imputados a la acusación fiscal, luego viene la audiencia y el juicio oral. Hay que acotar que esta instancia corre solo para los dos que chicos que eran menores al momento del accidente. Para los otros dos imputados aún no hay fecha de juicio.

La historia fue narrada también por Laura Beltrame y Mara Machado, las madres de las víctimas, al programa Hoy no es un día cualquiera, que conduce Cris Richeri en La Catorce10.

"Nuevamente no llaman a ambulancia o a la policía. No sabemos a qué fueron. Me hago esa pregunta diez veces al día", dijo una de ellas. "Ahora esto pasó a no solo dejarlos en su momento sino volver a la escena y dejarlos de nuevo", agregó Beltrame.

"Nunca sabremos si hubo tiempo para salvar a nuestros hijos. Los minutos de oro son los minutos de oro en una vida", dijo Mara.

Las madres aseguraron que los imputados entraron en varias contradicciones en sus declaraciones a la Justicia. "Nunca notamos en ellos un arrepentimiento, pena, jamás", dijo una de las mujeres.

Beltrame dijo que si no hubiera sido por las cámaras no se hubieran enterado de lo que pasó realmente.

"Luchamos porque tengan una pena y poder hacer nuestro duelo en paz y ver cómo hacer para seguir. Se nos ha hecho tan difícil que no hemos tenido tiempo de sentarnos y empezar a pensar en ellos", dijo Laura. "Necesitamos cerrar esto y que la Justicia se expida", agregó Mara.

 

Fuente : Montevideo Portal 

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Boletín de noticias