Rivera Mi Ciudad - Portal de Noticias de Rivera Rivera Mi Ciudad - Portal de Noticias de Rivera

Detectaron material clave en los documentos "triturados" de la Ursec

La Fiscalía avanzó sobre la denuncia de presunta destrucción y sustracción de documentos por parte de un exfuncionario que trabajaba como asesor de quien era el director por el FA, Nicolás Cendoya.

Judiciales 25 de junio de 2020 Victor Camargo Victor Camargo
fiscalia

El caso de los documentos destruidos en la Unidad Reguladora de Servicio de Comunicaciones (Ursec) tuvo un nuevo ribete inesperado. Un funcionario de la Fiscalía General de la Nación fue contactado por una persona investigada de presuntamente destruir (triturar) documentación de ese organismo, para que le filtrase información de la investigación que lo involucra.

Tras detectar el hecho el fiscal de la causa, Diego Pérez, decidió comenzar otra investigación paralela a la principal. El proceso reunió las pruebas suficientes para detener al funcionario, separarlo de su cargo sumariándolo y reteniéndole la mitad de su salario e iniciarle un proceso por el delito de abuso innominado de funciones. Así lo informó ayer el Fiscal de Corte, Jorge Díaz.

A través de un comunicado acerca de la imputación de esta persona, la Fiscalía dio detalles sobre el tema. La investigación que se desprendió de la causa de la Ursec la tomó el fiscal de Delitos Económicos y Complejos de 2º Turno, Ricardo Lackner, quien imputó al funcionario de la Fiscalía de Corte por el delito antes mencionado por “la filtración de información a una persona que estaba siendo investigada por un presunto delito”.

Por este motivo se dispuso la prisión preventiva como medida cautelar mientras se continúa con la investigación de los hechos. Ademas se determinó el embargo personal del funcionario investigado sobre sus bienes, acciones y derechos por la suma de $ 1,5 millones. El fiscal resolvió que la causa se tramite bajo “reserva absoluta” durante un plazo de 40 días.

El Fiscal de Corte descartó que la información filtrada ponga en riesgo a otras personas. “No hay riesgo de personas hasta donde tengo información”, sostuvo Díaz.

El artículo 162 del Código Penal establece: “El funcionario público que con abuso de su cargo, cometiere u ordenare cualquier acto arbitrario en perjuicio de la Administración o de los particulares, que no se hallare especialmente previsto en las disposiciones del Código o de las leyes especiales, será castigado con tres meses de prisión a tres años de penitenciaría, inhabilitación especial de dos a cuatro años y multa de 10 UR (diez unidades reajustables) a 3.000 UR (tres mil unidades reajustables)”.

Díaz afirmó que no daría detalles de la investigación porque está en curso. “Parte de la política de transparencia es asumir las responsabilidades”, dijo y remarcó que es importante que la población esté informada directamente por los jerarcas competentes.

“Nos duele, nos da mucha bronca, pero vamos a actuar con muchísima firmeza. Es un funcionario administrativo de la Fiscalía de Montevideo”, declaró. “No vamos a permitir este tipo de hechos dentro de la institución, no vamos a barrer bajo la alfombra o hacer que no lo vimos”, agregó Díaz.

Según detalló el Fiscal de Corte, el funcionario detenido le dio información a personas ajenas vinculadas a un indagado por la presunta destrucción de documentos oficiales. De acuerdo a información manejada por El País, esta persona es el exfuncionario de la Ursec, que había sido convocado por Cendoya -mientras formaba parte del directorio del organismo en el pasado mandato del Frente Amplio- bajo el mecanismo de “pase en comisión”. El involucrado es funcionario judicial, a donde ya volvió al presentar renuncia.

Semanas atrás cuando El País consultó al expresidente de la Ursec durante el segundo gobierno de Tabaré Vázquez, Gabriel Lombide, este describió al indagado como “un funcionario joven, muy dinámico”, y que “básicamente trabajaba para Cendoya”.

Caso Ursec.

En medio de este proceso, avanza -en paralelo- la investigación por el episodio en Ursec que involucra al exdirector por el Frente Amplio, Nicolás Cendoya, su asesor directo acusado de sustraer documentación del organismo público, y parte de su entorno.

La Fiscalía a cargo de Pérez estudia las conexiones y vínculos entre ellos. Por eso fueron sujetos de una serie de allanamientos ordenados por el fiscal para obtener pruebas y determinar, así, si hay un móvil que los conecte en torno a la denuncia de la documentación supuestamente destruida y sustraída de la Ursec a comienzos de mes.

La actual presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía, fue quien presentó a comienzos de junio la denuncia por la presunta destrucción de documentación del organismo. Como adjuntos a la denuncia, entregó a la Fiscalía un “pendrive” (memoria extraíble) con las grabaciones de las cámaras del organismo.

Allí se ve al acusado -que ya había renunciado a su cargo- ingresar sin autorización al edificio, entrar al despacho de la Secretaría General, salir de allí con carpetas y entregárselas en mano a la secretaria de Cendoya.

El 5 de junio El País se contactó telefónicamente con el acusado. “¿Pero imagino que usted recuerda qué papeles fue a destruir?”, se le preguntó. “Yo recuerdo haber estado en la Ursec”, respondió. “Yo no te voy a responder eso. Porque no se lo respondí ni siquiera al fiscal”, agregó.

El involucrado contó en la charla que es consciente de la gravedad de la denuncia. “Evidente que sí (que es grave la denuncia). Por ahora no tengo ningún análisis de ningún estudio que diga que soy medio retardado (sic) y puedo llegar a entender que sí. Que lo que dice la acusación es grave. Es gravísimo, no grave. Pero ta”, expresó.

Además, como parte de las pruebas se recolectaron los restos del material destruido que había en la máquina trituradora de la Ursec para entregar a la Fiscalía. De allí surgieron datos centrales para la investigación en los últimos días. Según supo El País, la reconstrucción de esos documentos determinó un aspecto clave para la investigación.

Semanas atrás el abogado del acusado, Diego Camaño, dijo en una entrevista con el programa “Al día 810” de radio El Espectador que su defendido entró a la Ursec por asuntos personales. “No destruyó documentos” de la repartición, “sino papeles personales, anotaciones o borradores propios”, aseguró Camaño.

Como parte de la investigación, el fiscal de la causa, Diego Pérez, también llamó a declarar al secretario general de la Ursec, Óscar Mecol.

En los allanamientos, realizados en el inicio de la investigación actuaron efectivos de Inteligencia Policial y de la Policía Científica. En esos procedimientos en los domicilios de exfuncionarios del organismo, encontraron documentación que fue calificada como: “una Caja de Pandora”.

Los hechos han despertado la atención de las actuales autoridades de gobierno, que ya tomaron definiciones referentes a uno de los involucrados.

El material en poder de los investigadores les permitiría vincular a Cendoya con el acusado de destruir documentación en la Ursec. Incluso, también, con familiares de ese individuo y con Óscar Mecol.

URSEC: qué hay en los videos

El 1 de junio, a las 11:02 el hombre ingresa al área de la Secretaria General, y 11:26 se retira. A las 11:48 vuelve a entrar con un bolso y a las 12:24 sale con otros documentos. A las 12:26 baja del segundo piso con una carpeta. Mira a la oficina de la secretaria de Cendoya que no está en su despacho. A las 12:52 se ve a la secretaria con la carpeta verde que antes tenía el acusado, y a las 12:53 se lo ve detrás de la secretaria caminando. A las 13:09 ambos se van juntos de la Ursec.

Fuente : El País 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias