COFE propone diálogo al gobierno para “fortalecer” el rol del Estado ante la pandemia

Sociedad 02 de agosto de 2020 Por Victor Camargo
Los trabajadores inician en agosto una fuerte campaña que apunta a desmitificar la imagen del funcionario público.
734494

El Estado ha tenido un rol fundamental durante la pandemia, con el compromiso permanente de los funcionarios, quienes mantuvieron los servicios públicos durante todo el período de la emergencia sanitaria. El Estado necesariamente deberá iniciar un proceso que permita redefinir prioridades ante la nueva realidad.

Estos temas son los que se pondrán sobre la mesa por los trabajadores estatales, en una reunión solicitada al Gobierno, dándole continuidad a los planteos que COFE realizó al primer mandatario, en el marco de la campaña electoral.

El mes de agosto es definido por los trabajadores del Estado como un mes de suma importancia. Durante el mismo se encaminarán distintas acciones políticas y públicas que apuntan a trasladar al Gobierno propuestas con soluciones que podrían fortalecer el funcionamiento del Estado, priorizando algunas de las áreas estratégicas del mismo tanto en lo social, como en lo económico y productivo.

Para COFE es importante aclarar que de los casi 300 mil vínculos contractuales que tiene el Estado actualmente, solo 18 mil son los trabajadores presupuestados que tiene la Administración Central, esta información es de vital importancia ya que si no, partimos de un preconcepto que conduce a la búsqueda de soluciones por un lugar equivocado.

COFE pretende tener una comunicación franca y fluida con las autoridades y aportar su experiencia para evitar el deterioro de las funciones del Estado por vacantes que no se cubren, carreras administrativas truncas que no permiten la ocupación de vacantes de ascenso y aumento de las tercerizaciones de servicios básicos.

En ese sentido y en el marco de las acciones que se están llevando adelante para combatir la pandemia, quedó expuesta la falta de trabajadores en lugares estratégicos.

El rol sustantivo de ASSE en el combate a la pandemia es fundamental. Los trabajadores de la salud se han ubicado en la primera línea de batalla, combatiendo la enfermedad, conteniendo al paciente y a su familia, dando el ejemplo en materia de solidaridad en momentos de una crisis sanitaria que ha cambiado la vida de todos nosotros. Los avances en materia científica en nuestro país, en combate a la enfermedad, han surgido de los centros de investigación públicos.

El avance del desempleo, a medida que avanza la pandemia, implica necesariamente que los centros de atención de salud públicos reciban a más familias, lo que requiere necesariamente de más inversión en personal, en infraestructura y tecnología, que dar la mejor respuesta en materia sanitaria.

El avance de la pobreza requiere necesariamente de políticas sociales integradas, donde varios Organismos juegan un rol central, en especial el Ministerio de Desarrollo Social y el INAU, donde la atención a la población más vulnerable de nuestro país es central. No pueden aplicarse políticas restrictivas en estas áreas, cuando crece la pobreza, la respuesta del Estado debe ser de solidaridad, de contención y de aplicar políticas focalizadas que den respuesta inmediata a los problemas de quienes más lo necesitan.

El fortalecimiento del MTSS impulsando políticas de empleo para nuestros compatriotas y atendiendo a los casi 200 mil trabajadores que están amparados en las diferentes modalidades de seguro de desempleo, es absolutamente relevante.

 
No solo es necesario reforzar las áreas antes mencionadas. La situación de los controles en las fronteras venía siendo crítica antes de la pandemia. La falta de personal en la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), la Dirección Nacional de Aviación Civil (DINACIA), la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) es preocupante y genera debilidades significativas al momento de realizar los controles y fiscalización.

La situación también de falta de funcionarios es preocupante en la Dirección Nacional de Bomberos, en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, en la Biblioteca Nacional y en múltiples organismos públicos.

No puede aplicarse una política de recorte al barrer. Debe necesariamente evaluarse la situación de cada Organismo, su rol en el cumplimiento de las políticas públicas, dimensionar ese rol en el marco de la nueva realidad actual, y luego de este análisis determinar cómo adecuar ese servicio a las necesidades de la ciudadanía.

En ese sentido la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) trasladará al gobierno del presidente Dr. Luis Lacalle Pou un relevamiento de cada área del estado con sugerencias de posibles soluciones.

Es necesario un modelo económico que organice la economía uruguaya en términos de soberanía y no solo de apertura irrestricta, donde la inversión del Estado en obra pública debería ser un factor determinante.

Consideramos que es necesario apuntar al país productivo en términos de industrialización y no primarización, la distribución del ingreso en términos de justicia social y no solo de subsidios al capital, con un fuerte componente social que establezca primordialmente una lucha contra la pobreza en términos estructurales. 

"El modelo que impulsa el proceso de concentración, extranjerización y primarización de la economía nacional se agotó el 13 de marzo. Desde ese día y con el sacudón que nos dio el Coronavirus debemos todos ceder un poco y adaptarnos al nuevo mundo que se nos presenta", expresa el documento.

"En efecto, las condiciones internacionales están cambiando y la disponibilidad de recursos en manos del Estado será mucho menor, eso limitara fuertemente las políticas que permiten atender simultáneamente los intereses del trabajo y del capital. 

Sostenemos que es posible y necesario construir un mejor país donde el salario garantice una vida digna para los trabajadores y no sea, solamente, un mecanismo para subsistir; donde el apoyo a los sectores más carenciados se exprese en la resolución de Necesidades Básicas Insatisfechas. Es imprescindible desarrollar políticas de inclusión social, educativa y laboral.

Para superar esta situación es fundamental revolucionar las relaciones laborales, atender las condiciones de trabajo, fortalecer la igualdad de género, enfrentar todas las formas de discriminación y violencia dentro y fuera de los lugares de trabajo, fortalecer la estabilidad laboral, dignificar el salario, articular la carrera administrativa, la seguridad jurídica y la seguridad social, partiendo de la base de que para todo esto es fundamental fortalecer la Negociación Colectiva", concluye COFE.

Fuente : Montevideo Portal

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

Te puede interesar