Brasil: trabajador murió en un supermercado y lo taparon con sombrillas para no cerrar

BRASIL 26 de agosto de 2020 Por Jose I. Flores Ribeiro
Ocurrió en un local de la cadena Carrefour en la ciudad de Recife. La empresa lamentó “el error” y anunció cambios en protocolos.
736884

116654360_3215076145198248_4401974771629006428_o

Un trabajador falleció mientras trabajaba en un supermercado de la cadena Carrefour en Recife, y su cuerpo fue cubierto con paraguas y rodeado de cajas de cartón, casillero de de cerveza y otros objetos, como forma de "aislarlo" entre las góndolas para que el establecimiento continuara en funcionamiento.

El fallecido, identificado como Manoel Moisés Cavalcante, era representante de una fa firma proveedora y no empleado de Carrefour, pero estaba trabajando dentro del supermercado.

Según informa el sitio noticioso G1, el hecho ocurrió el pasado 14 de agosto, pero ganó repercusiones el martes 18, luego de que el episodio se hiciera viral y generara numerosas reacciones de repudio en redes sociales. El 19, la empresa admitió no haber encontrado la forma correcta de proteger el cuerpo del trabajador.

Los empleados y clientes que estaban en el supermercado dijeron que el establecimiento siguió funcionando con normalidad. Carrefour dijo en un comunicado que la causa de la muerte fue un infarto.

"El hombre tenía 53 años y trabajaba como representante de una empresa de alimentos. Al parecer, murió de forma repentina y el cuerpo estuvo allí desde las 7:30 am hasta las 11:00 am. Estaban esperando la llegada del IML [Instituto de Medicina Legal]", dijo Renato Barbosa, quien también es representante comercial, pero de otra empresa, y estuvo en el lugar, en una entrevista con el citado medio.

Según Barbosa, el supermercado estaba lleno cuando el cuerpo fue tapado y aislado en el pasillo. "Se podía ver el cuerpo y la gente comentaba", dijo. La zona donde se encontraba el cuerpo también se aisló con cinta amarilla y negra.

Según la familia, el promotor prestaba servicios a la empresa Coco do Vale. El director comercial de dicha empresa, Carlos Viegas, dijo a G1 que Moisés fue subcontratado a través de otra firma, pero que la compañía lamenta lo sucedido.

La viuda del empleado, Odeliva Cavalcante, dijo que recibió, alrededor de las 8 am del viernes 14, la noticia del fallecimiento de su esposo, con quien estuvo casada durante 29 años. "Estaba en el autobús cuando me llamaron, diciendo que había sufrido un ataque y había muerto", dijo la mujer, quien trabaja como profesora.

Al llegar al local, la mujer fue llevada a la administración, donde esperó que retiraran el cuerpo y dijo que había recibido palabras de consuelo por parte del supervisor de su esposo. Según ella, la recogida tuvo lugar alrededor de las 11:30. Desde la muerte hasta la remoción del cuerpo, el supermercado estuvo abierto.

 
"Estaba indignada. El ser humano no vale nada, solo se preocupan por el dinero. Creo que fue una cuestión de respeto. Sería mucho mejor si hubieran bajado las cortinas, pero no pensaban en el ser humano, solo pensaban en el dinero. Es una sensación horrible", dijo.

Según Odeliva, su esposo tenía 59 años y no registraba antecedente de problemas cardíacos. "Se hizo chequeos en marzo y todo estuvo bien", dijo. Moisés Cavalcante fue enterrado el 15 de agosto en el cementerio Vale da Saudade, en Igarassu, en las afueras de Recife.

En respuesta a las reacciones en Internet, Carrefour publicó tres comunicados en las redes sociales. En el primero, la empresa lamentó lo ocurrido en la tienda.

Carrefour también dijo que el equipo de prevención y riesgos llamó al Servicio Móvil de Emergencias (Samu), en cuanto el trabajador comenzó a sentirse mal, y "siguió todos los protocolos durante la asistencia y después de la muerte".

La empresa también dijo que continúa "brindando toda la asistencia necesaria a la familia, en este momento tan difícil".

En la segunda nota, la empresa afirmó que "ya se han cambiado los protocolos de cierre de las tiendas cuando se produzcan fatalidades como esta".

En el tercer comunicado, expresó "la muerte inesperada" del hombre fue "muy triste para nosotros".

Posteriormente, Carrefour envió una nueva nota a G1, en la que reconocía que estuvo mal no haber cerrado la tienda inmediatamente después del incidente.

Por su parte, desde el Sindicato de Bancarios y Financiero de São Paulo, Osasco y Región, se emitió un comunicado en solidaridad con el trabajador fallecido, y en el que critica las políticas adoptadas por la empresa durante la actual pandemia.

"A principios de mes, este sindicato realizó protestas en São Paulo contra el despido de empleados bancarios del Banco Carrefour en medio de una pandemia. El brazo financiero de la cadena de hipermercados francesa comenzó a imponer un acuerdo individual de teletrabajo, además de despedir incluso a trabajadores con discapacidad", se lee en el envío.

"Esperamos que Carrefour revise su posición y recurra al Sindicato para buscar una solución a las demandas de los trabajadores", dijo la secretaria general del sindicato, Neiva Ribeiro, según se lee en la página web de la corporación.

Fuente: Montevideo Portal.

Jose I. Flores Ribeiro

Rivera mi Ciudad - El Portal de Noticias Uruguayo.
Actualizando la información cada día.



Te puede interesar