Catorce personas fueron condenadas en Rivera por comercialización de droga

Judiciales 05 de septiembre de 2020 Por Victor Camargo
Un policía sumariado y un preso formaban parte de la cadena de venta de estupefacientes.
juzgado de Rivera
juzgado de Rivera

116654360_3215076145198248_4401974771629006428_o

A lo largo de todo un año la Brigada Antidroga departamental de Rivera estuvo investigando a 14 personas sospechosas de integrar un banda dedicada a la comercialización de estupefacientes. La operación, denominada “Sapicuá”, contó con intensas jornadas de interceptaciones telefónicas bajo el sistema de “El Guardián”.

 
A través de ese minucioso trabajo la Brigada, conjunto con la Fiscalía de 3° Turno de ese departamento, logró desarticular y condenar a todos los que participaron en esa red de narcotráfico.

La misma, según la sentencia judicial a la que accedió El País, consistía en la negociación de pasta base de cocaína. Los involucrados vendían droga en la ciudad de Rivera y también la trasladaban y comercializaban en la ciudad de Tranqueras.

Entre las 14 personas que fueron condenadas el pasado jueves 3 de septiembre se encontraba un policía que, según indicaron fuentes policiales a El País, tenía dos sumarios por haber dado positivo a consumo de drogas y estaba separado de su cargo. Además también había otras dos personas que operaban desde la cárcel Cerro Carancho.

El 8 de agosto de 2019 la Brigada comenzó a interceptar las llamadas telefónicas entre dos personas. En esa primera intervención los agentes pudieron determinar que una mujer colaboraba en la negociación de droga para poder así cubrir el gasto de su adicción. Esa mujer, según el fallo, contó con la colaboración de un hombre. Ambos obtenían la droga que “consumían suministraban y comercializaban” de una persona recluida en la cárcel Cerro Carancho.

Pero a medida que los efectivos de la Brigada continuaban trabajando en las escuchas telefónicas fueron teniendo pistas de más involucrados. Fue así que descubrieron que un hombre era el principal proveedor de la droga. Por otro lado una mujer quedó en evidencia al hablar telefónicamente con su pareja recluida en prisión en varias ocasiones. De esas conversaciones surgió que el hombre le decía a su mujer que dejara de ser “el perro” de los otros integrantes de la banda y comenzara a comercializar por sí sola.

El trabajo de la Policía y Fiscalía de Rivera permitió también descubrir que el principal proveedor de esa red de tráfico de droga usaba un negocio en Tranqueras como fachada para poder comercializar la pasta base de la cocaína.

A lo largo de todo un año de trabajo se logró establecer que hubo 14 personas con diferentes responsabilidades dentro de esa cadena de venta de droga: cooperaciones, fachadas, gente desde la cárcel y traslados de una ciudad a otra para vender la droga.

El 3 de setiembre la jueza Olga Isabel Bele, condenó a todos los integrantes de ese grupo dedicado a la venta de droga.

La fiscal Stella Alciaturi acordó con las defensas de los imputados y propuso penas que varían desde los tres años de penitenciaria efectiva a los seis meses.

Dentro de los delitos se tipificaron la negociación de estupefacientes prohibidos, agravada por tratarse de clorhidrato de cocaína (pasta base), y el tráfico interno de armas.

Desde hace aproximadamente dos años la Policía de Rivera trabaja intensamente para capturar a miembros de dos bandas brasileñas que pelean por el territorio para la venta de droga. Estas bandas denominadas “Bala Na Cara” y “Os manos” son violentas y quieren apoderarse de la comercialización de droga en la ciudad de Rivera.

Según indicaron fuentes policiales a El País los 14 condenados recientemente “venían pasando desapercibidos” en el negocio porque no forman parte de estos grupos. Pero la investigación minuciosa, que duró un año, permitió detenerlos para luego condenarlos. 

Fuente : El País 

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.



Te puede interesar