El contrapunto entre Morosoli y Manini por la excusa de la “chicana” de Gavazzo

Política 09 de septiembre de 2020 Por Jose I. Flores Ribeiro
Manini sostuvo que la confesión podía ser una maniobra para dilatar la actuación del tribunal, pero cuando el fiscal le preguntó en qué norma se basaba no supo decirlo
1599664338354

116654360_3215076145198248_4401974771629006428_o

Para justificar la decisión de no pasar a la Justicia las confesiones de José Nino Gavazzo ante el Tribunal de Honor que lo juzgó en 2018, uno de los principales argumentos de Guido Manini Ríos es que el represor solo buscaba introducir una “chicana” para dilatar la actuación de los militares. 

Según Manini, indagado por la Justicia por su actuación en ese proceso como comandante en jefe del Ejército, lo que Gavazzo pretendía al admitir su participación en la desaparición del cuerpo del militante Roberto Gomensoro en 1973 era justamente que sus dichos pasaran a la Justicia, pero se detuviera la actuación del Tribunal de Honor y así evitar el pase a reforma.

Sin embargo, en esa justificación hay un aspecto controvertible, y es que el reglamento de los tribunales de honor no dice que una advertencia a la Justicia suponga necesariamente la suspensión del proceso en la órbita militar.

El fiscal Rodrigo Morosoli, a cargo de la investigación sobre el caso Gavazzo, llamó la atención sobre ese punto al momento de tomarle declaración a Manini Ríos el 26 de junio de 2019.

El hoy líder de Cabildo Abierto no supo decir qué norma del reglamento sustentaba su razonamiento, según consta en las actas a las que accedió El Observador. 

El contrapunto fue el siguiente:

Morosoli: Hace un rato usted habló también del dilema de detener las actuaciones en espera de una decisión de la Justicia ante una eventual comunicación a la justicia civil ordinaria de los dichos de Gavazzo. ¿En qué norma se basa usted para plantearse eso que se planteó de que hay que interrumpir la actuación del tribunal y elevar a la justicia y esperar una decisión de la justicia para poder reanudar las tareas del tribunal?

Manini: Bueno, ese era el convencimiento que tenemos todos de que si hay que darle intervención a la Justicia, hay que esperar el fallo…

Morosoli: ¿Pero usted recuerda si en la normativa vigente está explicitado eso?

Manini: No, no, no, en la memoria no tengo la normativa vigente.

Morosoli: ¿Quiere buscarlo?

Manini: No, no, el hecho es que nosotros entendimos (...)

Morosoli: Yo le pregunto: ese parate que usted marca en cuanto al accionar del tribunal si se da cuenta a la justicia, ¿en qué se basa, en qué normativa está plasmado eso?

Manini: Bueno, siempre, yo la verdad que no, no recuerdo la normativa en sí, pero siempre los tribunales de honor, cuando hay algo que tienen que pasar a la justicia, esperan a que la justicia resuelva antes de continuar las actuaciones. No me acuerdo en qué artículo, la verdad no soy de los que tiene de memoria los artículos, pero siempre hubo y seguramente hubo alguna consulta del propio tribunal al asesor letrado, que era el doctor Cabeza, seguramente la hubo, ¿no? Porque el tema era, esto conversándolo con el tribunal, si esto lo pasamos a la justicia tenemos que parar las actuaciones. Eso lo teníamos, partíamos de esa base, que si lo pasábamos a la justicia hay que parar hasta que la justicia vuelva a decidir. Seguramente lo hablaron con el asesor letrado, pero es un tema que el propio tribunal lo debe haber manejado.

Según los testimonios recabados por Fiscalía, desde la primera comparecencia de Gavazzo, Manini les dijo a los integrantes del tribunal que los dichos del represor podían ser una maniobra. 

De acuerdo al relato de Manini, que no pudo ser corroborado por Morosoli, tanto el ministro Jorge Menéndez como el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, estaban de acuerdo con esa apreciación. 

Decisión del superior 
En su dictamen, con fecha del 24 de setiembre de 2019, Morosoli volvió sobre este punto y advirtió que ”la reglamentación del funcionamiento de los Tribunales de Honor no establece en ningún punto que sus actuaciones deban interrumpirse hasta que el Juez competente se pronuncie sobre un hecho con apariencia delictiva”.

“Por el contrario, el artículo 100 del reglamento en cuestión establece que la actividad del Tribunal de Honor se desarrolla de manera absolutamente independiente de las gestiones que realicen los Tribunales de Justicia Civiles o Militares”, afirmó el fiscal.

El artículo 77 del reglamento (decreto 55/1985) dice que “cuando el Tribunal de Honor intervenga en cualquier asunto en el que exista la presunción de un delito, común o militar, su Presidente comunicará de inmediato al Superior que corresponda suspendiendo las actuaciones del Tribunal, hasta tanto el Superior se pronuncie”.

Es decir, lo que estipula el reglamento es que el presidente del tribunal debe alertar a su superior (en la cadena de mando) y parar el proceso hasta obtener una respuesta. Pero no dice que la suspensión deba seguir en caso de pasar el tema a la Justicia. 

Según militares y juristas puede haber “distintas interpretaciones” de acuerdo el caso, pero en definitiva es decisión del superior. 

En abril de 2019, El Observador consultó sobre este asunto a Hugo Corujo, abogado y coronel retirado de la Fuerza Aérea con experiencia en Tribunales de Honor, acerca de si el pase a la Justicia obliga a suspender el proceso, y afirmó que “eso depende de cómo sea la situación”, pero agregó que la decisión “es del superior y toda la escala jerárquica”. 

El especialista remarcó que puede caber la posibilidad de que se pase el tema a la Justicia sin suspender las actuaciones del Tribunal de Honor, pero que en definitiva es una decisión de la cadena de mando. 

Aunque no quiso referirse al caso puntual, en los hechos eso implica que perfectamente podía pasarse el tema a la Justicia y continuar en paralelo con la actuación del Tribunal de Honor. 

Según el numeral segundo del artículo 168 de la Constitución, “al Presidente, actuando con el ministro o ministros respectivos, con el Consejo de Ministros, le corresponde el mando superior de las Fuerzas Armadas”. El experto en derecho constitucional Eduardo Esteva opina que como el reglamento de los tribunales no explica quién es “el Superior”, hay que remitirse a ese artículo de la carta magna.

De acuerdo a ese razonamiento, una orden del presidente o el ministro es suficiente para que el Tribunal de Honor retome su actuación, más allá de su curso en la Justicia Civil.

El 1º de noviembre de 2019, a pocos días de que Manini Ríos fuera electo senador, la Justicia solicitó su desafuero. El Parlamento no dará los 21 votos que se requieren para acceder a ese pedido. El Partido Nacional, Cabildo Abierto y el sector Batllistas del Partido Colorado comunicaron que votarán en contra. A favor votará el Frente Amplio y el sector colorado Ciudadanos. Manini Ríos, que había señalado desde un principio su voluntad de someterse a la Justicia, dio marcha atrás este lunes y confirmó que saldrá de sala al momento de la votación.

Fuente: El Observador.

Jose I. Flores Ribeiro

Rivera mi Ciudad - El Portal de Noticias Uruguayo.
Actualizando la información cada día.



Te puede interesar