¿Qué pasará en Rocha, Paysandú y Río Negro? Análisis electoral del director de Opción

Nacionales 09 de septiembre de 2020 Por Jose I. Flores Ribeiro
El sociólogo Rafael Porzecanski detalla departamento por departamento las perspectivas de cara a las elecciones del 27 de setiembre.
712947

116654360_3215076145198248_4401974771629006428_o

A falta de 18 días para las elecciones departamentales y municipales no son muchos los escenarios competitivos donde podrían cambiar los partidos políticos a cargo de las intendencias. Esta lista incluye a Paysandú, Río Negro y Rocha, que hoy son gobernados por el Frente Amplio y a Colonia, donde el poder lo ejerce Partido Nacional.

Estos datos se desprenden del Monitor de Opinión Pública Departamental de la encuestadora Opción, un informe que presenta la intención de voto en todo el interior del país, combinando dos encuestas realizadas en los meses de julio y agosto.

En la mañana de este miércoles, Emiliano Cotelo, conductor de En Perspectiva en Radiomundo, entrevistó al sociólogo Rafael Porzecanski, director de Opción Consultores, para analizar los datos que se traslucen de estas encuestas.

"El voto en Uruguay lenta pero crecientemente se define cada vez más sobre las últimas semanas de la elección en segmentos relevantes del electorado", comenzó explicando el sociólogo.

Porzecanski explicó que de cara a las elecciones departamentales se puede subdividir en tres a los departamentos del interior del país: las jefaturas donde hay una tradición histórica hegemónica de un partido, los que hubo un reciente cambio de mando partidario pero actualmente lidera otra vez el Partido Nacional y los que tuvieron un cambio de partido de gobierno en los últimos años y actualmente están liderados por el Frente Amplio.

"Nueve departamentos tienen una gran hegemonía de alguno de los partidos, principalmente el Partido Nacional y en un caso el Partido Colorado, estamos hablando en general de tres o más décadas de continuidad del lema sobre el gobierno departamental", señaló el entrevistado.

En algunos casos el Partido Nacional empezó a gobernar en 1946 o 1950. La última vez que el Partido Colorado tuvo todas las jefaturas municipales fue en 1942.

Por otro lado, están las comunas que luego de muchos años fueron obtenidas por la coalición de izquierda: "El 2005 marcó un quiebre en los gobiernos departamentales. El Frente Amplio con su victoria en primera vuelta y en un momento muy potente de su consolidación partidaria, logró trasladar ese fervor a mayo y ganar varias intendencias. En 2010 también ganó algunas que no había ganado en 2005, como Artigas".

Entre esos departamentos, hay cinco en los que conserva el poder (Canelones, Rocha, Paysandú, Salto y Río Negro) y cuatro en los que no (Maldonado, Artigas, Treinta y Tres y Florida).

Departamentos donde gobierna el Frente Amplio

"Canelones tiene una lógica propia. En 2005 ganó (el Frente Amplio) y se transformó en un partido predominante. Gana y gana con luz. Se encamina a repetir o incluso a hacerlo con mayor distancia. Está cerca de 6 de cada 10 votantes a falta de indecisos", dijo el entrevistado.

Las dos candidaturas del Partido Nacional, Javier Radiccioni y Amin Nifuri, tienen "amplios niveles de desconocimiento", al igual que el colorado Diego Castro.

Salto, por su parte, tiene una situación "única", para Porzecanski, dado que hay tres partidos compitiendo.

"El bloque multicolor está dividido en dos candidaturas fuertes y parejas. Carlos Albisu (Partido Nacional) y Germán Coutinho (Partido Colorado). En 2015 la disputa fue entre dos lemas, FA y PC tuvieron 45% y 44%, con un 7% del PN. Ahora son tercios. FA con 38%, PN 30% y el PC con 19%. Esto favorece al FA y complica la alternancia", argumentó.

La "única chance real" aunque improbable para que no gane el Frente Amplio es que haya señales de último momento de la dirigencia de alguno de los partidos tradicionales para pasar los votos de un partido a otro, o que haya "una coordinación de los electores" que se vuelquen de forma masiva a otro partido para evitar una victoria del FA. "El escenario está abierto pero en este esquema la ventaja la tiene el FA", sentencia el entrevistado.

Por otra parte, tanto en Paysandú como en Rocha y Río Negro el gobierno frenteamplista "corre riesgo".

En Paysandú el electorado está "dividido en dos mitades". El Frente Amplio va por la reelección de Guillermo Caraballo y el Partido Nacional con Nicolás Olivera (Alianza Nacional).

"Hay una leve ventaja para el Partido Nacional de 43% a 38%. Está totalmente abierto el escenario. Pequeños movimientos del electorado emparejan la elección. Es una contienda parecida a la del 2015, donde definieron cabeza a cabeza con 45% a 43%", indicó.

En Río Negro durante buena parte del año la candidatura del dirigente de Por la Patria (Partido Nacional) Omar Lafluf parecía dar la certeza al partido de recuprar ese departamento del litoral. Sin embargo, el director de Opción señala que hay "una tendencia al emparejamiento" y que ahora son solo dos los puntos de ventaja. Hay que recordar que hace cinco años la elección se resolvió a favor de Oscar Terzaghi (FA, va por la reelección) por poco más de 200 votos.

El sociólogo agregó que "los indecisos tienen mayor tendencia hacia el Partido Nacional", por lo que en su hipótesis hay una "pequeña ventaja" para esa agrupación.

Por último, Rocha es el inverso a Río Negro. Durante todo el año la ventaja la tenía el izquierdista Anibal Pereyra, que va por la reelección por sobre el blanco Alejo Umpiérrez, sin embargo en las últimas mediciones se acortó la ventaja pasando a ser solo de tres puntos a favor del FA y generando un "escenario parejo".

"Hay un trío de candidaturas en ambos partidos y la gran pregunta es cuánto más va a votar el FA en las departamentales que en las nacionales. En octubre votó 34%, para ganar precisa estar hasta 15 puntos por encima de octubre. Puede lograrlo, porque en 2010 eso lo logró Artigas Barrios, 15% arriba de octubre", señaló.

Departamentos con alternancia reciente pero gobernados por el Partido Nacional

En esta subdivisión hay cuatro jefaturas comunales donde el Frente Amplio gobernó en los últimos años pero luego retomó el poder el Partido Nacional: Maldonado, Artigas, Treinta y Tres y Florida.

Pese a que en 2010 el Frente Amplio triunfó, Treinta y tres es "predominantemente blanco". Luego de esa elección el FA "no tuvo peso" y actualmente hay "una distancia enorme". Ahora hay una competencia interna muy polarizada en el Partido Nacional, por lo que "no hay que descartar que votantes del Frente en octubre (2019) vayan a decidir esa interna" y generen una brecha aún más amplia.

 
Artigas se asemeja a Treinta y Tres: el Frente Amplio ganó ganó en 2010 pero luego "cambió radicalmente el escenario". En 2015 perdió por 16 puntos frente al Partido Nacional y este año se ampliará esa distancia.

Pablo Caram, que va por la reelección, "se encamina a un triunfo muy contundente y puede ser el intendente más votado de los 19 electos, con más del 60% de los votos". Los otros partidos están "debilitados", en un departamento que históricamente tenía mucho peso colorado.

Maldonado "sorprende", asegura el entrevistado. La izquierda gobernó dos períodos entre 2005 y 2015 pero luego hubo un "cambio radical".

El exintendente frentista Oscar de los Santos se vuelve a postular pero hay "distancias muy importantes en favor del Partido Nacional que llegan hasta los 35 o 40 puntos".

En un departamento importante por su población, economía y turismo, los pesos electorales variaron y la encuesta de Opción marca una distancia de 56% a 21% a favor de los blancos. "Ha habido divergencias internas entre los dirigentes de izquierda Dario Pérez y Oscar de los Santos que han afectado" y en la otra esquina "el liderazgo de Enrique Antía es muy fuerte en este momento". "Es la figura de mayor popularidad y tiene muy amplias chances de ser reelecto", señala.

Florida, por último, marca una renovación de liderazgo dentro de los blancos luego de dos períodos de Carlos Enciso (actual embajador en Argentina).

Guillermo López es el "candidato principal" y si bien habrá un "escenario más parejo que en 2015", será con un "liderazgo del Partido Nacional". "Hay 12 puntos de ventaja, es parecido a Montevideo (aunque a la inversa de partidos), no lo descarto 100 por 100 pero es muy baja la posibilidad" de que gane el Frente Amplio, dijo el sociólogo.

Departamentos con tradición hegemónica

Los departamentos del interior con tradición de un partido en el poder son nueve: Colonia, Lavalleja, Durazno, San José, Flores, Soriano, Cerro Largo y Tacuarembó del Partido Nacional y Rivera del Partido Colorado.

"Por las distancias, el análisis de contexto, el peso y el conocimiento de las figuras que se presentan a la elección, creemos que en ocho de los nueve departamentos con partido hegemónico, la elección está resuelta a favor del lema históricamente relevante", consideró Porzecanski.

"En Colonia vemos una estabilidad que marca un liderazgo del Partido Nacional inequívocamente, un segundo lugar competitivo del Frente Amplio y ya muy lejos el Partido Colorado", señaló, pero agregó que la distancia es mucho menor que en las últimas elecciones.

En 2015 la votación fue 54% a 37% a favor del Partido Nacional y la encuesta de Opción actual marca un 42% contra 36% a favor de los blancos. "Es una ventaja al fin, pero no es ventaja concluyente", aseguró.

"Las mejores posibilidades las tiene el actual intendente Carlos Moreira que va por la reelección, también porque vemos, dentro de la muestra pequeña de indecisos, cierto sesgo a favor del Partido Nacional".

En Cerro Largo, a pesar de que el Frente Amplio presenta una candidatura "relativamente potente" como la de el exvicepresidente y exintendente Rodolfo Nin Novoa, "hay una competencia interna muy polarizada donde el Partido Nacional incluso podría llegar a votar mejor que la elección pasada". El sociólogo estima que puede llegar a los dos tercios de los votos.

"Cuando un partido dominante presenta una interna muy competitiva eso genera incentivos para que electores de otros partidos puedan ir a decidir esa elección interna del lema, aunque no sean votantes identificados con ese partido", explicó el director de Opción y señaló que es el caso de Cerro Largo, donde hay "una interna marcada por los sucesores del liderazgo de Sergio Botana".

Esto también sucede en Lavalleja, donde hay una interna nacionalista reñida entre Mario García (tiene ventaja) y Carol Aviaga. "Alli el Frente Amplio podría votar un poco peor que 2015", por votos que se escapen a decidir la interna blanca, en una elección "claramente resuelta".

Lo contrario pasa en Flores, donde en 2015 ocho de cada diez votos fueron al Partido Nacional y ahora, apelando a la candidatura única de Fernando Echeverría (busca la reelección) crecen los votos del Frente Amplio y el Partido Colorado. Los blancos pasan de un 79% en 2015 a un 48% en la última encuesta de Opción.

Situación similar en Durazno, donde Carmelo Vidalín será reelecto pero con una votación menor que hace cinco años. En 2015 hubo tres candidatos (53%) y ahora va como candidato único (se estima 46%).

En San José los blancos ganarán por una ventaja de entre 15 y 20 puntos, estima Porzecanski. Dado que no puede ser reelecto José Luis Falero, ya dos veces consecutivas intendente y actual subdirector de OPP, la persona que tiene "mejores chances" de sucederlo es Ana Bentaberri.

En Tacuarembó el dirigente nacionalista Wilson Ezquerra es quien tiene la mayor intención de voto en una elección "decidida" hacia su partido.

"Tacuarembó puede ser el departamento donde vote mejor Cabildo Abierto, está intentando dar pelea en la alcaldía de Paso de los Toros", dijo el entrevistado y aclaró que el partido liderado por el senador Guido Manini Ríos "seguramente no marcara en ninguno de los departamentos lo que marcó en la elección nacional".

Soriano tendrá una elección parecida a la del 2015 con la esperable desiganción al sillón municipal del "histórico dirigente" local Guillermo Besozi, que tiene "muy buenos registros de popularidad".

El último departamento de este grupo es Rivera, donde sistemáticamente el Partido Colorado vota mejor en las departamentales que en las nacionales del año previo.
"Los colorados perdieron por última vez allí en 1989. Tienen dos figuras fuertes como Tabaré Viera y Marne Osorio. Ahora se postula Richard Sander, una figura de renovación del sector de Osorio. Además habrá una competencia dentro del partido que va a aportar votos, como la de Mauricio Gonzalez", explicó Porzecanzky.
Además, hay un "posible debilitamiento del Frente Amplio, que marca 9% y un Partido Nacional muy lejos con 19%".

"Rivera es, junto con Canelones, el departamento donde el Partido Nacional seguramente vote peor", explicó.

Fuente: Montevideo Portal.

Jose I. Flores Ribeiro

Rivera mi Ciudad - El Portal de Noticias Uruguayo.
Actualizando la información cada día.



Te puede interesar