Qué decía el proyecto sobre los fueros que Lacalle Pou presentó dos veces y no llegó a discutirse

Política 10 de septiembre de 2020 Por Jose I. Flores Ribeiro
El mandatario presentó dos proyectos de ley idénticos para eliminar los fueros durante su pasaje por el Parlamento
_LCM4111

116654360_3215076145198248_4401974771629006428_o

Pese a respaldar el rechazo del desafuero del senador de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, el presidente Luis Lacalle Pou está en contra de los fueros parlamentarios y este lunes en una conferencia de prensa en Salto remarcó su postura.

"El régimen que existe en Uruguay le da una función jurisdiccional al Parlamento. Porque los colegas juzgan a priori a otro senador para que vaya o no a la Justicia. Y no creo en el mundo moderno en el que vivimos que esa función la deba tener el Parlamento sobre todo cuando se trata de delitos que no hacen a la función del Senado. Por eso es que yo no creo en la existencia de este tipo de fueros en el mundo moderno", argumentó.

Su posición también quedó de manifiesto en dos proyectos de ley que presentó durante su actividad parlamentaria, primero como diputado en 2011 y luego en el Senado en 2016.

En ambos proyectos, de igual redacción, Lacalle Pou apuntaba a modificar el artículo 114 de la Constitución, en el que se establece que ningún legislador "podrá ser acusado penalmente" mientra ejerza sus funciones, salvo que su propia Cámara decida "dar lugar" a la demanda.

El primer artículo aclaraba que los legisladores podrían ser acusados, "no pudiendo invocar ningún tipo de fueros o inmunidades".

El siguiente artículo del proyecto establecía la modificación del 93 de la Constitución, con el objetivo de establecer que "compete a la Cámara de Representantes el derecho exclusivo de acusar ante la Cámara de Senadores a los miembros de ambas cámaras, al presidente y el vicepresidente de la República, a los ministros de Estado, a los miembros de la Suprema Corte de Justicia", entre otros, por la "violación de la Constitución, después de haber conocido sobre ello a petición de parte o de alguno de sus miembros y declarado haber lugar a la formación de causa".

En caso de aprobarse, el proyecto debía ser sometido a un plebiscito porque implicaba una modificación en la Constitución.

En 2012, una encuesta realizada por Equipos indicó que el 72% de los uruguayos estaba a favor de eliminar los fueros a los legisladores.

En 2016, Lacalle Pou volvió a presentar el proyecto y en esa oportunidad dijo que le parecía "un tema de sentido común". 

“Los fueron son para proteger la función, el ejercicio de la función, y que no existan abusos por parte de otros poderes sobre el legislador. En este mundo moderno, donde todo el mundo sabe lo que pasa, es muy difícil que sucedan algunas cosas", señaló.

El proyecto apuntaba a la posibilidad de juzgar en casos de "delitos comunes". "Violación, rapiña, homicidio: no puede ser que si el día de mañana, un senador o un diputado comete uno de esos delitos y porque tiene la mayoría parlamentaria no le llega la Justicia".

En la exposición de motivos, se refería a los fueros como "excepciones que establecen restricciones al ejercicio de la acción penal" que constituían "inmunidades o privilegios".

En 2018, el actual mandatario solicitó el Senado que se retomara la discusión del proyecto de ley que no llegó a salir de la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Senadores.

En ese entonces, el líder del Partido Colorado, Pedro Bordaberry y el actual ministro de Trabajo y exsenador del Partido Independiente, Pablo Mieres, manifestaron apoyar la iniciativa.

También contaba con el visto bueno del expresidente José Mujica, que se refirió al tema durante un acto en un comité de base: "Los famosos fueros para lo único que hay que conservarlos es para la lengua y la garganta. No cortarle la opinión aunque se diga cualquier disparate, es el derecho de opinión de los legisladores. Más claro: si tenés que ir en cana del forro, marche".

Sobre sus declaraciones, Lacalle Pou dijo en ese momento que le parecía "una buena cosa". "Vamos a ver si todos además de decir, actuamos en consecuencia", expresó.

Sin embargo, el proyecto quedó estancado en la Comisión, no llegó a discutirse en este ámbito y se archivó al terminar la legislatura.

Según dijeron a El Observador legisladores que integraron la Comisión, el proyecto no llegó a tratarse porque requería una discusión amplia pese a contar con respaldo de varios legisladores.

El exsenador Rubén Rodríguez Huelmo explicó que en ese entonces estaba en proceso la reforma del Código Penal, que "insumió mucho tiempo de trabajo", por lo que varios asuntos quedaron archivados. 

Rechazo
El presidente respaldó este miércoles la resolución de la bancada del Partido Nacional de rechazar el desafuero de Mainini Ríos, a quien el fiscal Rodrigo Morosoli pretende imputar por no haber denunciado o avisado como excomandante en jefe del Ejército a las autoridades cuando el represor José Nino Gavazzo admitió ante el Tribunal de Honor en abril de 2018 que había tirado al río Negro el cuerpo de Roberto Gomensoro en 1973.

El mandatario dijo que "por supuesto" apoya la definición de la bancada nacionalista. “Lo que cabe es que cada uno se haga responsable y que terminemos con los discursos y que realmente se actúe en consecuencia. Todos sabemos y es vox populi que las actas estaban donde tenían que estar y no se puede decir que no se leyó o no se sabía en temas tan sensibles para la sociedad”, agregó después en una conferencia de prensa durante su primera visita a la Expo Prado 2020.

Al ser consultado, Lacalle Pou rechazó que la resolución de los blancos esté atada a una negociación por la votación del Presupuesto. “Es un disparate pensar que esto forma parte de un negociación”, respondió.

Fuente: EL Observador.

Jose I. Flores Ribeiro

Rivera mi Ciudad - El Portal de Noticias Uruguayo.
Actualizando la información cada día.



Te puede interesar