Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Cómplice de joven baleado: “Tengo los huevos bien colocados para asumir lo que hice”

Afirma que los policías “dispararon a matar” contra ambos, e intentaron luego que en el hospital se firmara un acta de accidente.

Policiales 24 de septiembre de 2020 Victor Camargo Victor Camargo
739764

En la madrugada del pasado martes un joven de 19 años fue baleado en la cabeza por la policía en Artigas.

El joven se desplazaba en moto junto a un amigo, con el que habían faenado ilegalmente tres ovejas. Efectivos de la Brigada Especial Para La prevención Y represión Del Abigeato (BEPRA) los emboscaron, incidente en que se produjo el disparo que puso a uno de los motociclistas al borde de la muerte.

El otro joven sufrió heridas en una pierna, y en las últimas horas hizo declaraciones al medio local Artigas Noticias.

"Después de faenar las ovejas, veníamos llegando y pasando la estancia La Elsa salieron dos motos. Nos asustamos pensando que era la policía y aceleramos y nos fuimos. Antes de llegar a la estancia La Aruera, al agarrar el puente de Guaviyú, estaba la camioneta de la policía, apagada y subida la banquina", contó el joven.

En ese momento, "unos policías salieron de atrás de unos arbustos. Lo único que vi fue el disparo que le dieron a mi amigo. El quedó inconsciente, se fue hacia atrás, y cuando yo quise dominar la moto, la policía soltó otro disparo", proyectil que dio en un neumático del vehículo.

Según la versión del joven, al caer de la moto se lesionó una pierna y quedo enredado entre chircas y alambrados. "Los estancieros (al parecer quienes venían en las motos nombradas antes) "me sacaron y me arrastraron hasta donde estaba mi amigo, que fue lo que yo les pedí".

 
"Le saqué el casco y la campera para ver como estaba y los policías me decían ‘no te muevas o te tiro'", relató.

"Luego me esposaron y me amenazaban con pegarme, y m decían que yo estaba hablando bolazos, que no era bala. Recién como a los veinte minutos hablaron con el fiscal, que fue quien dio la orden para pedir la ambulancia", que a su vez, según el joven, habría tardado unos cuarenta minutos en arribar al lugar. Para entonces, al herido "le había saltado una tripa del ojo y un chorro de sangre, que cayó en mi cara", contó su amigo.

"Tengo los huevos bien colocados para asumir mi delito. Sé que estuve mal lo que hice y voy a pagar mi cana en la cárcel que sea. Pero quiero que los tres policías también tengan los huevos de asumir, porque nos tiraron a matar a los dos. Una vida no se paga con tres ovejas, ni con toda la riqueza. Quiero justicia por mi amigo", sostuvo.

Relato adelante, el joven (que quedó en libertad emplazado) dijo que tras el arribo al hospital, los tres policías involucrados en el caso "querían que la doctora firmara un acta de accidente", cosa que esta no hizo. Asimismo, negó versiones acerca de que portaban un arma de fuego, asegurando que sólo llevaban el cuchillo usado para faenar.

Anteriormente, la madre del joven había asegurado que el estado del herido era "gravísimo" " y que "dijo el doctor que no va a sobrevivir".

Fuente : Montevideo Portal 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias