Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Perdió 200 veces en máquina de peluches y llamó a la policía. Curiosamente, intervinieron

Harto de que la garra metálica no recogiera nada, el jugador decidió elevar el caso a la autoridad.

Internacionales 13 de octubre de 2020 Jose I. Flores Ribeiro Jose I. Flores Ribeiro
741834

Las máquinas de agarrar juguetes son un clásico de las ferias y parques de diversiones en todo el mundo. Cumplir el objetivo parece fácil, pero en realidad no lo es para nada. Cualquiera que lo haya intentado sabe que la garra metálica, de aspecto sólido y fuerte, se abre ante la mínima carga. A esa debilidad se suma a menudo la ambición del jugador, que intenta apoderarse del juguete más grande y fracasa irremediablemente.

Días atrás, un jugador japonés decidió ya no "entrar en el juego" y poner a la ley de por medio.

El jugador, identificado como Ogarun en su cuenta de Twitter, es un gran fanático de este tipo de máquinas, conocidas en Japón como "Cathers UFO".

Días atrás visitó una sala de juegos y quedó tan frustrado con uno de estos aparatos que terminó llamando a la policía.

Según informara la prensa local, probó suerte 200 veces seguidas y no logró extraer i un objeto, y después de discutir con el personal del lugar, llamó a las autoridades. Curiosamente, la policía escuchó el reclamo y le pidió al operador de la sala de juegos que demostrara que la máquina podía ser vencida. Y ahí la cosa se puso interesante, porque el tipo tuvo peor suerte que el cliente: falló 300 veces.

Ogarun publicó una foto del operador de la sala de juegos tratando de atrapar un premio bajo la atenta mirada de los oficiales de policía y luego agregó que después de fallar más de 300 veces, el hombre logró mover algunos de los premios a una ubicación más favorable dentro de la máquina y finalmente recogió uno. La policía no tomó ninguna medida contra la sala de juegos o el fabricante de la máquina, al menos de momento.

 
"No se pude ganar de ninguna forma, así que ahora la policía está aquí", escribió Ogarun en su foto ahora viral. "Uh, la policía está investigando al miembro del personal que todavía no ha ganado", añadió luego.

El tuit de Oragun recibió muchas respuestas. La mayoría coincidían en que ese tipo de máquinas eran un fraude, mientras que otros se preguntaban por qué dedicaba tanto tiempo, dinero y esfuerzo a semejante actividad.

"El juego no va más allá de poner la moneda en la ranura", ironizó un internauta.

Ante la viralización del episodio, la corporación japonesa SEGA, fabricante de la máquina en cuestión, se vio en necesidad de intervenir y emitió un comunicado.

"En general, los juegos de grúa están pensados para ser disfrutados como una forma para que los clientes prueben su habilidad y suerte, y jugar sabiendo que cuando ponen dinero, no necesariamente sale un premio. Por supuesto, nos esforzamos para que nuestro personal esté al tanto de las opiniones de los clientes, por lo que si algo parece mal, pueden llamarlos y pedirles que ayuden un poco. Esa es una tarea fundamental de nuestra empresa", reza el texto.

Fuente: Montevideo Portal.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias