Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

El avance argentino por canal Magdalena reflota debate en gobierno por puerto en Rocha

Presidente de la CARP planteó puerto de aguas profundas pero Transporte y ANP ve prioritario dragar Montevideo a 14 metros y asumir el costo de Puntas de Indio

Nacionales 11 de noviembre de 2020 Jose I. Flores Ribeiro Jose I. Flores Ribeiro
Puerto-DB_02

El presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), el nacionalista Alem García, planteó reflotar el proyecto para desarrollar un puerto de aguas profundas en la costa de Rocha como forma de enfrentar la iniciativa argentina de construir el canal Magdalena.

García, que pertenece al sector que lidera el senador Juan Sartori, hizo la propuesta durante una comparecencia en el Parlamento en la que señaló que la obra argentina, reimpulsada por el excanciller y senador kirchnerista Jorge Taiana, provocaría una disminución del 30% de la operativa que tiene el puerto de Montevideo.

El jerarca expresó que era la oportunidad ideal para realizar una obra que se viene postergando en Uruguay desde hace más de cuarenta años y aseguró que "transformaría la región" porque tendría el interés de Brasil, Chile y Paraguay.

Pese al planteo, fuentes del Poder Ejecutivo dijeron a El Observador que la propuesta está descartada y que las prioridades del gobierno van por otro camino: dragar el puerto de Montevideo a 14 metros y asumir el costo del dragado del canal de Puntas de Indio, algo que que actualmente hace Argentina.

La semana pasada, al comparecer ante la comisión de Presupuesto del Senado, el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola, reconoció que junto a la Cancillería estaban siguiendo “muy de cerca” la iniciativa argentina “porque cualquier movimiento de este tipo puede afectar los intereses portuarios nacionales”.

La decisión de hacer la obra en el canal Magdalena supondría una nueva ruta, más alejada de Montevideo y cercana a La Plata y Buenos Aires , algo que es visualizado de forma negativa por las autoridades uruguayas. En caso de que se realice esta obra, en el Poder Ejecutivo dan por descontado que Argentina dejará de pagar el dragado de Puntas del Indio que une Montevideo con Buenos Aires y están dispuestos a asumir ese costo para no perder cargas que van a Montevideo.

La CARP solicitó a la Cancillería que incorpore en el Presupuesto este gasto, aunque eso no ocurrió. De todas formas, el jerarca -que además es oriundo de Rocha- expresó que el camino que debería tomar el país era otro y continuar con la propuesta que tuvo su auge en el gobierno de José Mujica, principalmente a raíz de la frustrada inversión de la minera Aratirí.

Para García, lo que debe hacer Uruguay no es profundizar el dragado en Montevideo ni asumir el costo de Puntas del Indio, sino lanzarse de lleno a hacer algo que debió realizarse hace “cuarenta años". "No hay profundidades de 14 metros; hay de 20, de 22 y de 26 metros. Por lo tanto, esa costa da para planificar, sin dragado alguno, a cien años", sentenció.

El dragado en Montevideo
En 2018, Uruguay dio el visto bueno a Argentina para iniciar estas obras en el canal Magdalena a cambio de que el país vecino habilitara el dragado a 14 metros en el puerto de Montevideo.

Ahora, ante los anuncios del otro lado del Río de la Plata, en el Poder Ejecutivo quieren acelerar los motores para dar señales a las navieras, siempre atentas a buscar nuevas rutas que les permitan disminuir costos. El ministro Luis Alberto Heber señaló en el Parlamento que para el gobierno era “vital” iniciar cuanto antes el dragado a 14 metros.

De acuerdo con fuentes portuarias, la obra tendrá un costo de unos US$ 100 millones y la licitación estará pronta en diciembre ya que el objetivo del gobierno es que comience a principios de 2021 y termine en 2023.

“El gobierno ha tomado la decisión y la definición de llegar a los 14 metros de profundidad (...) para posicionarse como el puerto de aguas profundas del Río de la Plata. Somos conscientes de que en la región los distintos países tienen todo su derecho a tomar decisiones que son soberanas y que nosotros no tenemos más que respetar, pero nuestro posicionamiento político en lo que tiene que ver con el desarrollo portuario es ir a los 14 metros en el puerto de Montevideo”, afirmó en la misma comparecencia el presidente de la ANP, Juan Curbelo . 

El jerarca manifestó que ya había muelles en condiciones de lograr esa profundidad, como el de la terminal de contenedores TCP, y los C y D, que son públicos. “La obra de UPM está construyendo un muelle a 14 metros. Recientemente hemos logrado firmar un contrato para la ampliación de la concesión de la empresa Obrinel, la terminal granelera del Uruguay, que hará una inversión de más de US$ 20 millones y que también va a construir un muelle a 14 metros”, agregó.

Curbelo utilizó un concepto histórico para referirse a lo que estaba ocurriendo en el Río de la Plata y habló de una nueva “lucha de puertos”, ya que el anuncio argentino de dragar el canal Magdalena -una obra de más de US$ 400 millones- supone el primer paso en la intención de trasladar hacia el sur (a La Plata, por ejemplo) el puerto de referencia del país vecino.

De todos modos, la propuesta argentina también enfrenta resistencias internas. Los operadores de Buenos Aires y los sindicatos portuarios de la capital argentina ya manifestaron su rechazo ante la advertencia de la pérdida de sus fuentes laborales.

Para ingresar a los muelles del Río de la Plata, los barcos utilizan distintos canales que están interconectados entre sí. La ruta actual para llegar a Montevideo supone pasar entre la Isla de Flores y el banco inglés, mientras que para ir hasta Buenos Aires hay que seguir por el canal Puntas del Indio. 

Pese a que está en aguas compartidas, el dragado de este último canal corre por cuenta de Argentina -ya que es quien lo usufructúa de forma mayoritaria- y tiene un costo de casi US$ 12 millones anuales.

Fuente: El Observador.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias