Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Defensa de Carmela Hontou evalúa pedir citación de copropietarios del edificio Forum

Para Álvaro Galeano, abogado de la diseñadora que se enteró que estaba contagiada de coronavirus hace un año, tuvieron "accionar precitado".

ACTUALIDAD 13 de marzo de 2021 Victor Camargo Victor Camargo
748959

Hace un año nos despertábamos con la noticia de que el coronavirus había llegado a nuestro país y que en una "famosa fiesta" se habían detectado los primeros casos. Seguramente todos recordaremos que estábamos haciendo aquel viernes 13.

Los medios y las redes estallaron con todo tipo de comentarios, que fueron escalando hasta llegar a niveles nunca vistos en nuestro país. No existe registro de un caso con tanta exposición como "el caso Carmela", en el que todos querían tener su parte de protagonismo aún a costas de apedrear a una conciudadana sin ninguna prueba. Camela nos enseñó a mirarnos en nuestro propio espejo y quizás a darnos cuenta de que el problema era nuestro. Los sociólogos estudiarán en los próximos años "el caso Carmela" para entender qué le pasó a esta sociedad y qué se puede aprender de este vergonzoso comportamiento cívico.

Si repasamos algunos hechos destacados, a un año del "incidente Carmela", comprobaremos que cada cosa cayó por su propio peso. El instituto Pasteur confirmó que los primeros casos ingresaron a nuestro país en febrero, fecha que la señora estaba en Madrid. Los científicos confirmaron que su cepa no pertenecía a la española. Antes del positivo de Carmela, hubo muchos casos que estaban bajo "observación", incluso el de un importante líder político, pero no salió a la prensa. Fue difamada y vilipendiada públicamente en todas las redes con acusaciones falsas, imágenes adulteradas, cuentas truchas en Facebook, y millones de audios y fotos con el simple hecho de seguirle pegando a una persona que estaba enferma.

Convertimos a una mujer en un demonio, en la reencarnación del mal, en la única culpable de todo. Que las empresas cerraran, que miles perdieran sus trabajos, que el fútbol se suspendiera, que tuviéramos que confinarnos e inventamos un desagradable verbo, "carmelear", y para aquel que infringía la norma, un nuevo mote: "carmelito". ¿Es posible que aquellos que levantaron su dedo acusador y la tildaron de "asesina", "súper contagiadora", "hija de p...", se dejaran llevar por una suerte de psicosis colectiva?


¿Qué o quiénes estaban detrás de todo este armado?

Y para aquellos que la tildaron de "nazi", ¿nazi?, esos que escribieron semejante barbaridad, ¿leyeron algo de historia?, ¿saben quién fue Adolf Hitler?

Fuego, fuego

El "caso Carmela" nos enfrentó a nuestra propia realidad, y nos mostró el peor lado que tenemos, ese monstruo que es capaz de reaccionar sin razón, sin pensar. Fuimos marionetas en un teatro virtual que algunos dedos manejaron a su antojo mientras esta sociedad anestesiada a la nueva normalidad, promovida por oscuros personajes desde algunos medios y desde las redes nos empujó al borde del abismo. Solo faltó que algún aprendiz de Torquemada nos indicara cuándo prender fuego a Carmela, en una plaza pública.

A un año de este vergonzoso comportamiento cívico es que debemos hacernos algunas preguntas: ¿somos tan ignorantes?, ¿somos tan manipulables con una simple foto trucha?, somos tan primitivos que nos hacen entrar con un audio apócrifo?, ¿alguien vio la supuesta imagen de Carmela comprando en un shopping que tenía un espantoso doblaje encima?, ¿y la otra foto supuesta de Carmela en un hospital?, ¿somos tan giles?, ¿a quién beneficiaba este mar revuelto?


Capítulo aparte es el de algunos aventurados comunicadores y periodistas de acá y de la otra orilla, que con tal de tener una primicia hablaban sin medir el alcance de estas falacias que rápidamente se convirtieron en tapa y titulares de todo el mundo.

A este equipo de producción le llevó solo 24 horas comprobar que la ex empleada de Carmela nunca estuvo contagiada. Si este equipo pudo, ¿cómo es que atildados comunicadores de medios no pudieron hacerlo? A la prensa debe importarle los hechos, y el periodismo debe ejercerse conforme a lo que efectivamente ocurrió. La ex empleada de Carmela fue insultada y señalada solo porque algún irresponsable lo creyó y lo difundió.

Citaciones

A un año de aquel 13 de marzo 2020, sería sensato revisar algunos comportamientos. Por ejemplo, la denuncia realizada por el Edificio Fórum o sus administradores. El fiscal Alejandro Machado archivó la causa a un mes de la denuncia penal, por falta de mérito. Ahora se viene la acción civil de Carmela luego de solicitarse las medidas preparatorias a fin de determinar la lista de propietarios que compartían el edificio. ¿Estaban todos los dueños enterados de que esta acusación podría recaer sobre sus propios patrimonios?

La acción civil que lleva a delante el estudio Galeano & Asociados a través del doctor Álvaro Galeano tiene la intención de citar a más de 200 propietarios y a la administración del edificio a declarar al juzgado. Sobre el tema, el defensor puntualizó: "En estos días estaremos analizando las acciones judiciales contra los responsables de las infundadas declaraciones o falsas versiones, que afectaron la sensibilidad, la moral y la economía de la señora Carmela Hontou. Con mi equipo estamos iniciando este proceso judicial en los próximos días, tendientes a la reparación del daño ocasionado. También decirle que serán citados por la justicia entre otros los copropietarios y la administración del edificio Forum de la rambla de Buceo, a fin de responder por su accionar precipitado y sin fundamento alguno", declaró el representante de la diseñadora.


También hubo tiempo para el grotesco. Se hicieron temas musicales y parodias como las de The Party Band o el cantante El Reja, con la única intención de darle pasto a una claque deseosa de seguir apaleando a Carmela. ¿Y qué hay de las tres señoras y sus audios, esos que se viralizaron y fueron el soporte donde se dibujó una nueva burla?, ¿alguien supo si estas buenas señoras se disculparon?

A un año de este lamentable incidente debemos reflexionar sobre nuestra actitud en redes, y plantearnos que si retuiteamos algo debemos saber que podemos estar haciendo un daño irreparable.

Hace pocos días Florencia Astori, hija del economista Danilo Astori, cansada de tanto hostigamiento en redes y medios, decidió llevar a la justicia a todos aquellos que la difamaron presentando el caso en delitos informáticos.

A un año del "caso Carmela" debemos hacernos responsables y preguntarnos con sinceridad, ¿en cuánto contribuimos para que esta mujer haya alcanzado este triste podio? "Ni al peor homicida que yo hubiera visto en mi tribunal, se lo trató como se la ha tratado a esta pobre señora", dijo a otros colegas un reconocido juez de nuestro país.

Por Gustavo Descalzi

Fuente : Montevideo Portal

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias