Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Últimas noticias

El coronavirus “persiste en el pene” y podría provocar impotencia, sugiere estudio

La infección causada por el virus daña los vasos sanguíneos, y los del miembro viril no son la excepción.

Coronavirus 17 de mayo de 2021 Portal Rivera mi Ciudad Portal Rivera mi Ciudad
banana-1238713_960_720

Los hombres tienen ahora otro motivo convincente para vacunarse contra la COVID-19: los médicos sospechan que el nuevo coronavirus podría hacer que sea difícil funcionar en la cama.

¿Cómo? Ya se sabe que la infección con el coronavirus daña los vasos sanguíneos, y los vasos sanguíneos que llevan sangre al pene no parecen ser una excepción.

Unos investigadores, con un microscopio electrónico, encontraron partículas del coronavirus en muestras del tejido del pene de dos expacientes con COVID-19 que desarrollaron impotencia tras la infección, que había ocurrido seis y ocho meses antes.

Un estudio posterior reveló evidencias de daño de los vasos sanguíneos en los penes de los pacientes con COVID-19, en comparación con dos otros hombres con disfunción eréctil que nunca se habían infectado, reportaron los investigadores en la edición del 7 de mayo de la revista World Journal of Men's Health.

"Encontramos que el virus afecta a los vasos sanguíneos que suplen al pene, provocando la disfunción eréctil", comentó el investigador sénior, el Dr. Ranjith Ramasamy, director del programa de urología reproductiva de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami. "Los vasos sanguíneos en sí funcionan mal, y no pueden proveer suficiente sangre para entrar al pene para una erección".


Ramasamy comparó esto con el daño orgánico en los pulmones, los riñones y el cerebro que se ha encontrado en los pacientes con COVID-19.

"Pensamos que el pene también podría verse afectado de una forma similar. No pensamos que este sea un efecto temporal, sino que esto podría ser permanente" dijo Ramasamy en declaraciones recogidas por el reportero especializado Dennis Thompson, en un artículo que publica HealthDay News.

El nuevo informe se enfocó en dos pacientes con COVID-19 que se recuperaron y que se sometieron a una cirugía de prótesis peneana para su disfunción eréctil. Ambos hombres tenían una función eréctil normal antes de sus infecciones.

Uno de los hombres enfermó de gravedad con la COVID-19 y pasó dos semanas en el hospital antes de recuperarse, pero por lo demás estaba libre de problemas de salud crónicos.


El otro hombre tuvo un caso relativamente leve de COVID-19, pero sufría de arterias obstruidas e hipertensión antes de infectarse.

Ambos hombres seguían teniendo partículas de COVID-19 en el tejido peneano, además de evidencias de disfunción endotelial, una afección en la que el revestimiento de los vasos sanguíneos pequeños no funciona de forma adecuada, y estos no logran proveer un suministro adecuado de sangre a las distintas partes del cuerpo.

Como comparación, dos hombres sin COVID que también se sometieron a una cirugía para la disfunción eréctil no tenían evidencias del mismo tipo de daños en los vasos sanguíneos pequeños en sus penes.

"Creo que es probable que los hombres no estén hablando de esto ahora mismo, con todo lo que está sucediendo", observó Ramasamy. "Estoy bastante seguro de que, en los próximos seis meses a un año, es probable que comprendamos mejor la prevalencia real de la disfunción eréctil entre los hombres COVID-19 positivos".

Tiene sentido que la COVID-19 pudiera afectar a los hombres de esta forma, dada la capacidad del virus de provocar inflamación y daño en los vasos sanguíneos, apuntó el Dr. Ash Tewari, presidente de urología de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.


Pero Tewari advirtió que los hombres no deben entrar en pánico hasta que se realice más investigación.

"Uno o dos pacientes no conforman un hecho, pero vale la pena investigarlo, desde nuestro punto de vista", dijo Tewari. "La COVID es una disfunción endotelial. Las pequeñas arterias del corazón pueden verse afectadas de la misma forma que los vasos sanguíneos del pene".

Ramasamy instó a los pacientes que han tenido COVID que sufren ahora de disfunción eréctil que busquen atención médica.

"No crea que es algo que va a desaparecer solo. Pensamos que podría ser un efecto de larga duración, no uno temporal", indicó Ramasamy.

Tiene otro consejo para los hombres preocupados por esto.

"No se infecte de COVID. Vacúnese para no contraer la COVID", añadió Ramasamy.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias