Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Últimas noticias

Horror en Italia : El médico que mataba pacientes con Covid-19 para liberar camas

Carlo Mosca está imputado por el homicidio de dos pacientes ocurrido en 2020. “Soy inocente”, se defendió.

Internacionales 17 de mayo de 2021 Victor Camargo Victor Camargo
carlo-mosca-de-47-anos___jukAipEyI_1256x620__1

A más de tres meses de que estallara el escándalo en Italia, Carlo Mosca, el médico que supuestamente mataba pacientes con Covid-19 para liberar camas de terapia intensiva, recurrió su arresto domiciliario ante el Tribunal de Casación, en Brescia y rompió el silencio.

El profesional se encuentra detenido a pedido de la fiscal Federica Ceschi. El médico de 47 años, originario de Cremona, fue imputado por doble homicidio con agravantes y falsificación.

"Soy inocente" dijo ante la Justicia, según recogen los medios locales. "Estoy absolutamente sereno", agregó en lo que fueron las primeras palabras luego de que se desatara el escándalo.

Según los investigadores, en marzo de 2020, justo al comienzo de la pandemia, habría administrado fármacos a dos pacientes enfermos de Covid que resultaron ser letales.

Según la reconstrucción realizada por la fiscal Ceschi, el ex jefe del servicio de urgencias del hospital de Montichiari habría inyectado fármacos anestésicos miorrelajantes de uso común en los procedimientos de intubación y sedación.

​Según la acusación, "Mosca no podía desconocer, por su especialización y conocimientos, que ni el propofol ni, más aún, la succinilcolina (los dos fármacos que supuestamente utilizó) estaban contemplados en los protocolos de sedación para la terapia del dolor". 

Los hechos ocurrieron supuestamente, según la Fiscalía de Italia, durante la primera ola de la pandemia. Concretamente, en el mes de marzo de 2020. En aquel momento, los centros hospitalarios de ese país, en particular los del norte, colapsaron. Fue cuando el doctor Mosca, al parecer, inició su proceso de asesinar pacientes para "liberar camas".

Las víctimas mortales del médico fueron un hombre de 61 años llamado Natale Bassi y otro de 80 años llamado Angelo Paletti. Los dos asesinados vivían en el municipio de Brescia. Pese a todo, la lista puede ser mucho más amplia, ya que las autoridades italianas están investigando otras "tres muertas anormales".

Según la jueza de instrucción, el médico habría administrado los dos fármacos "no por una ligereza intolerable, imprudencia o como resultado de una inexperiencia inexcusable, sino con plena conciencia de los supuestos de su conducta y con voluntad de matar".

Dosis letales

Tras el fallecimiento de algunos pacientes en la sala de emergencias de un hospital local, la policía comenzó a investigar la posibilidad de que la muerte de algunos de ellos hubiese sido provocada por prácticas médicas realizadas "de forma consciente" por un médico.

El análisis de la historia clínica de numerosos pacientes reveló que en algunos casos se había producido un "repentino, y no fácilmente explicable agravamiento" de las condiciones de salud, reportó en su momento el sitio Brescia Today.

Loa análisis forenses revelaron que dentro de los tejidos y órganos de uno de los muertos había presencia de un fármaco anestésico y de un relajante muscular comúnmente utilizado en la intubación y sedación del paciente que, si se emplea fuera de procedimientos y dosis específicas, puede determinar su muerte. El médico no incluyó su administración en la historia clínica por lo que también se le imputa "falsificación en un documento público".

Acusaciones que el médico de 47 años siempre rechazó. "Soy inocente",  había dicho a los magistrados durante el interrogatorio de garantía. "Estoy absolutamente sereno". 

La Justicia de Italia, además, sostiene que el doctor Mosca no sólo pretendía "liberar camas" matando pacientes. También, esgrimen, lo hacía para liberar "recursos humanos, físicos y emocionales, de los médicos, enfermeros y operadores de sala de los servicios de urgencias".

Pese a todo, el médico detenido negó todas las acusaciones emitidas por las jueza Angela Corvi y asegura que son "alegatos infundados". Además, puntualizó que no suministro ningún "fármaco letal" a ningún paciente. Una versión que contrasta con unos WhatsApps intervenidos a una enfermera de Urgencias del Hospital Montichiari con otra persona. "No voy a matar a pacientes sólo porque él quiera liberar algunas camas", decía la sanitaria en el mensaje, según revelan varios medios italianos.

La jueza Corvi, además, ratifica que cuando se conocieron los resultados de las autopsias de los dos pacientes ya confirmados, el médico "se acercó a los miembros del personal para acordar una versión conveniente de la historia, incluso instándolos a declarar en falsedad".

Vacunación y riesgos​

El riesgo de que un paciente adulto sea hospitalizado o muera por contagiarse de Covid-19 se reduce en más de un 90 % cinco semanas después de haber iniciado el ciclo de vacunación, según un estudio publicado hoy por el Instituto Nacional de Salud (ISS) de Italia y el Ministerio italiano de Sanidad.  

Es el primero de este tipo realizado por un país de la Unión Europea sobre el impacto real de su campaña de inmunización y tomó como referencia a 13,7 millones de personas vacunadas con al menos una dosis entre el 27 de diciembre de 2020 (día de inicio de la campaña de vacunación en Italia) y el 3 de mayo de 2021. 

La investigación muestra "que el riesgo de infección por SARS-CoV-2, hospitalización y muerte disminuye progresivamente después de las dos primeras semanas".

"A partir de los 35 días posteriores al inicio del ciclo de vacunación, hay una reducción del 80 % de las infecciones, del 90 % de las hospitalizaciones y del 95 % de las muertes; estos efectos son similares tanto en hombres como en mujeres y en personas de diferentes grupos de edad", apunta el análisis.

Fuente : Clarín 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias