Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

La "prueba de fuego" hacia el 30 de mayo: ¿la vacunación podrá contener el efecto movilidad o habrá otro pico de contagios?

Dado que el pico de movilidad se produjo el 12 de mayo, si se mantiene la correlación entre circulación y el R señalada por el GACH, debería haber un pico de contagios el próximo 30 de mayo

ACTUALIDAD 19 de mayo de 2021 Victor Camargo Victor Camargo
_INE6253_1

A fines de abril el área de Modelos y Datos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) expuso lo que observan como una correlación entre la movilidad y la tasa de reproducción de covid-19. En concreto, señaló que el nivel de circulación de la sociedad uruguaya se refleja 18 días más tarde en la cantidad de casos de coronavirus detectados. 

El jueves pasado la movilidad alcanzó niveles similares —incluso un poco por encima— a los registrados el 23 de marzo, según arrojan los datos recabados por los reportes de Google, que captan el movimiento de todos los dispositivos con el historial de ubicaciones activado. Quiere decir que la circulación fue la misma que la semana que antecedió a la conferencia de prensa en la que el presidente Luis Lacalle Pou anunció medidas para restringir el movimiento de los uruguayos ante el aumento sostenido de los contagios, pese a que, por ejemplo, la mayoría de los estudiantes no está asistiendo a clase.

Si se mantiene la correlación trazada por el GACH, la cantidad de diagnósticos diarios informados por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) al cierre de cada jornada y el incremento del nivel de contagios que se observa hace una semana podría acelerarse a partir de este miércoles, y llegaría a su pico el próximo domingo 30 de mayo. Esto se explicaría por un repunte de la movilidad que se inició luego del feriado por el Día de los Trabajadores y llegó a su pico la semana pasada.

Es por esto que comienza una "prueba de fuego" —al decir del matemático Marcelo Fiori— para el efecto vacunación. ¿Qué quiere decir? Cuando el GACH informó de la correlación entre el R y la movilidad, aclaró que en su estudio no analizó en profundidad el efecto del plan de vacunación. Al mediodía de este miércoles, el 41% de la población uruguaya recibió al menos una dosis, mientras que 27% ya cuenta con las dos. 

Desde la semana pasada, el R —que grosso modo indica a cuántas personas infecta cada covid positivo— está por encima del 1, y siempre que se sitúa sobre esa línea la epidemia crece. "Puede ser un efecto de ruido (sobre la proyección), pero por ahora no se ve un desacople fuerte entre el R y movilidad", apuntó Fiori en diálogo con El Observador.

El matemático toma como referencia el caso de Israel, que luego de ingresar en un período de aislamiento estricto y con la vacunación en paralelo con Pfizer —más efectiva que Sinovac para detener la transmisión de la enfermedad, independientemente de cómo sea el curso de la enfermedad— comenzó a retomar su movilidad, pero con un desacople respecto al R. Eso es lo que aún no se observa en Uruguay. 

"En estos días hubo un pico bastante alto (12 de mayo), y eso va a ser una prueba de fuego para ver si el R vuelve a escalar. Si al cabo de los días el R vuelve a estar demasiado alto, entonces el efecto de la vacunación será demasiado marginal", evaluó, más allá de que "ya esté haciendo fuerza".

Esta correlación indicada por el GACH permitió que El Observador predijera que al cierre del 6 de mayo habría un pico de contagios, en correspondencia con la movilidad que se había registrado 18 días atrás. 

Tomar con pinzas

Consultado al respecto, el ingeniero Andrés Ferragut aclaró que hay que "tomar con pinzas" una extrapolación de la movilidad actual respecto al ascenso de casos que tuvo lugar a mediados de marzo, cuando el gobierno tomó medidas como la suspensión de la presencialidad en la educación y el cierre de gimnasios para restringir la circulación de personas. Por un lado, planteó, hoy hay una predominancia de la variante P1 —más transmisible— mientras que en aquella fecha recién había sido detectada en algunos departamentos. Y, por otro, el efecto de la vacunación.

"La vacunación le dio prioridad a la gente que podía llegar a ser un caso grave. Entonces lo que uno debería ver primero es una bajada de los ingresos a CTI, y de la mortalidad. Porque la gente que más contagia, la que está más activa económicamente y más se mueve, la mayoría no está vacunada y se van a seguir generando nuevos contagios. Lo que esperamos es lo mismo que en Chile: ver una bajada de casos graves antes que del número total de casos", explicó Ferragut a El Observador. 

"Si ese desacople se produce, es un indicio de que la vacunación está funcionando. Ese desacople ya se produjo en los casos del personal de salud, que es una población bastante inmunizada. Si eso se produce en el resto, todavía no hay certeza, pero hay algunos indicios, como los ingresos a CTI que vienen descendiendo, y hay que esperar unos días más a ver si se consolida", manifestó. 

El ingeniero coincidió con el anticipo del Ministerio de Salud Pública (MSP) sobre que a fin de mes va a empezar a observarse el efecto de la vacunación. "Lo que no me gusta es poner una fecha de cuándo va a ser el final. La cosa tiene su inercia y va a demorar en bajar. Va a bajar, pero va a demorar", anticipó.

Tanto Fiori como Ferragut remarcaron la dificultad de elaborar proyecciones de la evolución de la enfermedad que tomen en cuenta el efecto de la vacunación. "No tenemos un modelo que nos deje conformes", declaró el ingeniero. A pesar que los casos diarios continúan por encima de la línea de los 3.000, no se puede descartar que "quizás si no hubiera vacunación hoy sería mucho peor". "Es muy difícil modelar esto, no se puede hacer magia con los datos", concluyó Ferragut. 

Fuente : El Observador 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias