Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Últimas noticias

Caso confirmado de rabia humana en Argentina dispara las alarmas en Uruguay

En Uruguay el último caso de rabia humana fue en 1966 en Montevideo, mientras que el último caso de rabia canina ocurrió en 1983 en el Departamento de Rocha.

Salud 29 de mayo de 2021 Victor Camargo Victor Camargo
bat-3550461_960_720

El Ministerio de Salud (MSP) de Uruguay alertó a la población por un caso confirmado de rabia humana en Argentina, a través de un comunicado.

"El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires junto al Ministerio de Salud de la Nación de Argentina informó recientemente un caso confirmado de rabia humana. Argentina no presentaba casos de rabia humana desde 2008, sin embargo registraba casos en murciélagos todos los años en varias provincias incluida la de Buenos Aires", comienza el comunicado.

Se trató de una mujer, de 33 años domiciliada en Coronel Suárez, centro sur de la Provincia de Buenos Aires, que había consultado al servicio de salud el pasado 18 de abril por sintomatología nerviosa (debilidad en miembros superiores y alteración de la sensibilidad) que evolucionó en un deterioro del nivel de la conciencia llegando al estado de coma y posterior fallecimiento.

Durante el interrogatorio a sus familiares, surgió el antecedente de mordedura por un felino a principios del mes de marzo, no habiendo consultado en ese momento. En este caso, mediante secuenciación genética la variante rábica ha sido identificada como murciélago.

Los antecedentes de la enfermedad en nuestro país

En Uruguay el último caso de rabia humana fue en 1966 en Montevideo, mientras que el último caso de rabia canina ocurrió en 1983 en el Departamento de Rocha. Sin embargo el virus tiene un ciclo aéreo en murciélagos hematófagos (2007 y 2008 en Rivera, Artigas y Tacuarembó, 2014 en Cerro Largo) e insectívoros desde 2008 en casi todos los departamentos lo que representa un enorme riesgo para la transmisión de la enfermedad a otras especies y al hombre. A pesar de ello, hasta la fecha, no se ha confirmado un salto de especie (spillover) en nuestro país.

A esta situación se suma la baja percepción del riesgo en la población, dado que está instalado el concepto de que la rabia es una enfermedad del pasado. Esto ha llevado a que se ha perdido el hábito de inmunizar a nuestras mascotas, los accidentes por mordedura están subnotificados y no se asocia esta zoonosis con los murciélagos.

¿Qué es la rabia?

La rabia es una enfermedad zoonótica causada por el virus de la rabia (RABV) familia Rhabdoviridae género Lyssavirus, y se transmite al ser humano a través de saliva de animales infectados, tanto domésticos (principalmente perros y gatos) como animales silvestres (murciélagos, zorros, zorrillos).

Generalmente, el virus entra a través de la piel y membranas mucosas, por mordeduras o arañazos. El periodo de incubación de la enfermedad es variable y en humanos va desde menos de dos semanas hasta más de un año, con un promedio de 1 a 2 meses. Esto dificulta el diagnóstico ya que la exposición no forma parte del relato en la consulta, generalmente la herida ya cicatrizó y la persona ya no recuerda y no asocia la mordedura con los síntomas. Este período está estrechamente ligado a la localización,
profundidad y gravedad de la mordedura del animal infectado, proximidad a terminaciones nerviosas, distancia al sistema nervioso central y cantidad de partículas virales inoculadas.

El virus rábico es neurotrópico y su acción en el sistema nervioso central produce un cuadro clínico de encefalomielitis aguda. Los síntomas incluyen manifestaciones de hiperexcitabilidad creciente, con fiebre, delirios y espasmos musculares involuntarios generalizados y /o convulsiones que evolucionan a un cuadro de parálisis con alteraciones cardiorrespiratorias, presentación de coma y evolución al óbito
en un período de 5 a 7 días.

Cuando aparecen los síntomas, la enfermedad es fatal, por eso es muy importante la profilaxis post exposición, tanto con la vacuna como con la inmunoglobulina de acuerdo con la gravedad que el caso requiera.

 
Por más información de prevención y tratamiento, puede consultar el comunicado completo del MSP aquí.

Fuente : El País 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias