Un oso le arrancó una pierna. Ella sobrevivió y ahora lucha para que no lo sacrifiquen

Naturaleza 09 de octubre de 2019 Por
La mujer trabajaba como cuidadora en el zoo donde está alojado el animal, y asegura que éste no tiene culpa alguna.

Los animales salvajes generalmente son sacrificados si atacan a humanos, pero Manyunya, una osa de 20 años del zoo municipal de Ussuriysk, Rusia, podría correr una suerte distinta.

El pasado 23 de setiembre, la experimentada cuidadora de animales Vera Blishch estaba instruyendo a un nuevo compañero sobre el trabajo en el zoo, cuando ocurrió lo inesperado. Debido aun repentino mareo la hizo vacilar en sus pasos ya cercarse demasiado a la jaula de los osos. Y un segundo bastó para que Manyunya le agarrara una pierna. La mujer sufrió heridas muy graves, incluyendo varias fracturas, lo que obligó a la amputación de la extremidad de la rodilla hacia abajo.

que los animales que atacan a las personas son sacrificados para eliminar el riesgo de que repitan ese comportamiento, la primera preocupación de Blishch al despertar de su anestesia quirúrgica fue por el bienestar de Manyunya, insistiendo en que la osa no tenía la culpa.

"De repente me sentí mareada, no recuerdo cómo terminé tan cerca de la jaula", dijo Vera después de despertarse de la cirugía de amputación. "He trabajado con depredadores más de 25 años, muchas cosas han sucedido durante este tiempo, pero puedo decir con confianza que los animales no tienen la culpa. Manyunya no es agresiva", afirmó en declaraciones recogidas por la prensa local.

"Se arrodilló para mostrarle al nuevo trabajador cómo alimentar a un oso, luego se levantó rápidamente y se sintió mareada. Para recuperar el equilibrio, Vera se inclinó hacia una jaula por una fracción de segundo. Esto fue suficiente para que la osa la sujetara a través de los barrotes ", dijo un miembro del personal del zoológico, que presenció el trágico incidente.

 
Vera Blishch ha pasado muchos años de su vida trabajando con osos pardos y afirma que Manyunya solo se dejó llevar por su instinto. En una entrevista anterior al accidente, habló de lo peligroso que era entrenar a los osos, y dijo que había que tener un "don de Dios" para estar en sintonía con esos animales.

Las autoridades están investigando el caso, y todavía no está clara la suerte que correrá Manyunya.

0002843912No hubo final feliz: murió "Pancho", el coyote al que confundieron con un perro
0002849602Encuentran extraño animal marino de tres metros en una playa
476014De presa a cazador: la valentía de un ratón apabulla a un gato

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

WhatsApp Image 2019-10-09 at 00.16.18

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar