El asado a $ 300 el kg y las pocas chances que baje a corto plazo

Nacionales 17 de octubre de 2019 Por
Hay escasez del producto estrella para el consumo de los uruguayos y la importación -como ocurre con otros cortes- de países de la región no es sencilla
carne06_20101029203458_383

Varios consumidores uruguayos se han sorprendido en las últimas semanas por la escalada que han registrados los distintos cortes de la carne vacuna que se consumen a diario. Pero hay uno que llama la atención por su alto consumo y popularidad: el asado. Hoy se puede manejar un precio de referencia al público en el eje de los $ 300 por kg, teniendo en cuenta que algunos comercios lo tienen algo por debajo y otros incluso por encima. Así la brecha con cortes del trasero sin hueso (pulpas, nalga, peceto) o del delantero sin hueso (vacío) se redujo sensiblemente respecto a lo habitual. 

Ante los precios récord del ganado en Uruguay -se llega a pagar US$ 4,25 por kilo a la carne para el novillo especial-, y una reducción de la faena respecto a los niveles del año pasado, desde algunos frigoríficos nacionales -que trabajan con el abasto- se consideró la posibilidad de importar desde Argentina carne con hueso y asado en particular buscando aumentar la oferta disponible de ese corte. 

Varios consumidores uruguayos se han sorprendido en las últimas semanas por la escalada que han registrados los distintos cortes de la carne vacuna que se consumen a diario. Pero hay uno que llama la atención por su alto consumo y popularidad: el asado. Hoy se puede manejar un precio de referencia al público en el eje de los $ 300 por kg, teniendo en cuenta que algunos comercios lo tienen algo por debajo y otros incluso por encima. Así la brecha con cortes del trasero sin hueso (pulpas, nalga, peceto) o del delantero sin hueso (vacío) se redujo sensiblemente respecto a lo habitual. 

Ante los precios récord del ganado en Uruguay -se llega a pagar US$ 4,25 por kilo a la carne para el novillo especial-, y una reducción de la faena respecto a los niveles del año pasado, desde algunos frigoríficos nacionales -que trabajan con el abasto- se consideró la posibilidad de importar desde Argentina carne con hueso y asado en particular buscando aumentar la oferta disponible de ese corte. 

Para un operador consultado, esa iniciativa quedó por el camino rápidamente luego de ser analizada, mientras que otro trader espera que finalicen trámites desde organismos argentinos para llevarla a cabo. 

El director del abasto Santa Clara, Jorge López, dijo a El Observador que realizó averiguaciones con frigoríficos argentinos –que no están habilitados para vender a China-, pero que después de las muchas consultas recibidas desde Uruguay el precio primario que le habían pasado hace unas semanas ya aumentó.

“Hoy la ofertas que estoy recibiendo están muy parecidas al precio uruguayo y dejó de ser tan atractivo”, explicó el empresario.

En tanto, otro operador de importación de carne sí realizó los trámites pertinentes en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) para que se autorice desde Argentina la importación de asado, más que por los precios por la falta de oferta en el mercado uruguayo. 

Aunque desde las autoridades uruguayas el permiso ya fue otorgado a la empresa, que ya ha realizado negocios con Argentina pero para carne deshuesada, lo que está faltando son algunos trámites con el Servicio Nacional de Sanidad Animal de Argentina. Los trámites para importar carne con hueso son un poco más engorrosos por los riesgos sanitarios que esa operación trae consigo. 

Cae el consumo 

Carniceros consultados por El Observador dijeron que en los últimos meses lo que más se ha resentido en consumo son los cortes con hueso, debido al impedimento existente para su importación que ha provocado una importante suba de precios. En el caso de los cortes deshuesados, la suba de precios ha sido amortiguada por las importaciones principalmente provenientes de Brasil y Paraguay.

Según Heber Falero de la Unión de Vendedores de Carne, el asado subió en el último año móvil un 62% para los carniceros, mientras que los demás cortes lo hicieron entre un 30% y 40%. Esto provocó que el asado esté a valores similares a cortes históricamente más caros, como el vacío.    

En tanto, López señaló que con una visión muy optimista en relación a los tiempo que pueden demandar los trámites de autorización y la concreción del negocio, como mínimo para poder importar sería recién para dentro de un mes y medio o dos, fechas –por las Fiestas- en que en Argentina se consume también bastante asado, lo que puede empujar a una suba del precio y dejar inviable la importación. 

A esto, se suma que por un tema de tiempos de distribución y análisis sanitarios, también se dificulta importar asado enfriado, por su condición de perecedero. En este sentido, López dijo que la opción seguramente vaya a ser asado congelado, que tiene menos aceptación en el público uruguayo.

“Al final de la película creo que vamos a quedar en amague no más, porque los precios que se me ofrecieron en primera instancia hoy no los encuentro. Al menos hicimos el ejercicio”, comentó el importador.

Fuente : El Observador 

Lluvia en Rivera - Uruguay ¿Hasta cuándo seguirán las lluvias según el pronóstico de Inumet?
708386Video: delincuente se enfrentó a la Policía en el centro usando un extintor

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar