Tres policías retirados enviados a prisión preventiva por torturas durante la dictadura

Política 03 de diciembre de 2019 Por
Hugo Guillén, Winston Vitale y Alejandro Ferreira pertenecìan al departamento de Investigaciones de Canelones
0002483553

Tres policías retirados fueron procesados con prisión preventiva por 120 días por la justicia especializada en crímenes de lesa humanidad.
 
Se les acusa de torturas ocurridas en un centro clandestino conocido como "Los Vagones" durante los años 1975 y 1976.

A pedido del fiscal Ricardo Perciballe, el juez de 1º turno de Canelones, Luis Alberto Sobot, procesó a los tres hombres.

Se trata de Hugo Guillén, Winston Vitale y Alejandro Ferreira, quienes cumplían funciones en "Los Vagones", ubicado en principio en el Parque Artigas y luego a otro lugar, un poco más apartado por ruta 5.

Allí algunos detenidos pasaron meses, según testimonios obtenidos para la presentación de la denuncia.

Fue Valeria Rubino, responsable de la secretaría de derechos Humanos de la Intendencia de Canelones, quien presentó los antecedentes ante la justicia junto a la investigación llevada a cabo por la asociación civil Ágora-Identidad, Derechos Humanos y Memoria Canaria.

Según víctimas y testigos de los hechos, en "Los vagones"se practicaron todo tipo de torturas: plantones, caballete, simulacros de ejecución, entre otros apremios, a efectos de que confesaran su pertenencia a organizaciones declaradas ilegales por la dictadura.

En particular, la mayoría de los detenidos eran integrantes del Partido Comunista y de la Unión de Juventudes Comunistas.

Guillén, Vitale y Ferreira formaban parte entonces de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Canelones y fueron identificados por muchas personas que estuvieron recluidas en el lugar.

Perciballe solicitó la formalización de los tres por cometer el delito continuado de privación de libertad "específicamente agravado por efectuarse por funcionarios públicos y por superar la privación de libertad de diez días.

También los responsabilizó de un delito continuado de abuso de autoridad y un delito continuado de lesiones graves.

Fuente: Subrayado

Fabio Olivera

Rivera Mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar