Gobierno interino de Bolivia acusa a Uruguay de “desestabilizar y cuestionar” democracia

Internacionales 06 de diciembre de 2019 Por Fabio Olivera
En el gobierno provisional de Jeanine Áñez recibió con desagrado pedido uruguayo de que se aplique cláusula democrática Mercosur.
712870

El Gobierno interino de Bolivia denunció en las últimas horas intentos para desestabilizarle desde el exterior, como el que a su juicio intenta el Ejecutivo de nuestro país al cuestionar la democracia boliviana.

El ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez, se refirió al pedido del Gobierno de Uruguay para aplicar mecanismos del Protocolo de Ushuaia sobre el compromiso democrático de los países que integran el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y los Estados asociados, Bolivia y Chile.

Núñez defendió ante los medios en La Paz que el Gobierno provisional de Jeanine Áñez es plenamente constitucional y está reconocido por otros países y por organismos como la Unión Europea.

Advertisement 
  
You can close Ad in 1 s
 
 
Áñez, que era senadora, asumió la Presidencia de forma transitoria el pasado 12 de noviembre al activar el mecanismo sucesorio establecido en la Constitución boliviana, con un procedimiento que fue avalado por el Tribunal Constitucional.

El titular de Presidencia recalcó que el objetivo de su Gobierno es la convocatoria de nuevas elecciones, tras haberse anulado las del pasado 20 de octubre, en las que había sido declarado vencedor Evo Morales entre denuncias de fraude desde la oposición.

Evo Morales, asilado ahora en México, "saludó" la tradición diplomática de Uruguay al solicitar activar la cláusula democrática ante el Mercosur.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, pidió en la víspera que se aplicara la "cláusula democrática" del bloque a Bolivia, lo cual no tiene cómo prosperar, ya que las decisiones de esa naturaleza en el Mercosur deben ser unánimes y ni Brasil y Paraguay lo respaldarían.

 
Una ley consensuada entre la oposición, de la que salió el Gobierno provisional de Bolivia, y el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, con mayoría en el Parlamento boliviano, anuló los comicios del 20 de octubre para iniciar un proceso de urgencia hacia nuevas elecciones.

La nueva cita con las urnas se espera a comienzos de 2020, pero aún no tiene fecha.

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó que hubo "operaciones dolosas" en las elecciones del 20 de octubre, que alteraron "la voluntad expresada en las urnas".

Fuente: Montevideo Portal 

Fabio Olivera

Rivera Mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo

Te puede interesar