Designado ministro de Salud “arrancó mal” y “se asegura” interpelación

ACTUALIDAD 14 de diciembre de 2019 Por Fabio Olivera
En el FA ya se anunció que el cuestionado médico será el primer llamado a sala en marzo si no aclara las acusaciones de la que es objeto.
4kozOuCkx2hz

El designado ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, “arrancó mal” y, si no logra aclarar en los próximos días en forma fehaciente la polémica en la que está envuelto, será en los primeros días de marzo el primer interpelado del nuevo gobierno.

Así lo confirmó este viernes a Ecos el senador frenteamplista electo Enrique Rubio (Vertiente Artiguista), que acaba de plantear el tema en la interna del oficialismo.

Rubio sostuvo que el nominado jerarca “se aseguró” un llamado al Parlamento por negar su presunta vinculación con un represor, con el que además mantuvo nexos comerciales en una empresa investigada por irregularidades cuando prestó servicios al Estado.

“Salvo que tenga un doble con el mismo nombre y apellido”, ironizó el legislador electo.

Rubio se referería a la información que apunta a Salinas, neurólogo, como presunto socio de Martín Gutiérrez, un psiquiatra denunciado por su participación en torturas durante la última dictadura militar.

Ambos, además, figuran como asociados en EEG Electro Diagnóstico Médico, una firma bajo investigación por parte de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) ya que, al tiempo que prestaba servicios al organismo, Salinas era electroencefalografista en el Hospital Vilardebó.

El designado ministro también es indagado en el Casmu, donde se desempeñó como jefe de Recursos Humanos y Materiales, por posibles irregularidades en la compra e instalación de una campana para citostáticos, según informó Búsqueda.

Reunido este jueves con el presidente electo, Luis Lacalle Pou, Salinas se defendió de las acusaciones.

En rueda de prensa, el médico negó haber sido socio de Martínez y descartó cualquier vinculación con irregularidades en el ejercicio de su profesión.

“He traído toda la documentación, que espero le transmita la misma tranquilidad que tengo yo”, dijo Salinas en rueda de prensa, en referencia a Lacalle Pou.

Sin embargo, El Observador divulgó documentación oficial que prueban las acusaciones.

Para Rubio, se trata de una contradicción tan flagrante que necesita ser aclarada. Sobre todo, puntualizó, en un tema tan sensible.

“El Frente Amplio no debería admitir que sobre un integrante del gabinete existan reparos en cuestiones vinculadas a los derechos humanos”, dijo.

“Va más allá de diferencias políticas y es inadmisible”, concluyó.

Fuente: Ecos 

Fabio Olivera

Rivera Mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo

Te puede interesar