El Frente Amplio celebra la caída de Macri y apunta contra Lacalle y Talvi

Política 13 de agosto de 2019 Por
El FA celebró la victoria de la fórmula kirchnerista y aprovechó para apuntar contra los candidatos del Partido Nacional y del Partido Colorado, asociándolos al modelo económico de Macri.
5d521f2c961b0
Publicidad FABIO



La victoria del kirchnerismo en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias argentinas -conocidas como PASO- no solo sacudieron al sistema financiero local, también generaron reacciones en el espectro político uruguayo.

 
De hecho, el Frente Amplio celebró a su modo la victoria de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y aprovechó para atacar al candidato blanco Luis Lacalle Pou y al colorado Ernesto Talvi por sus políticas “liberales” en materia económica.

Si bien la izquierda se pronunciará al respecto recién en su Mesa Política de esta semana, la Comisión de Asuntos Internacionales del partido de gobierno espera analizar el resultado electoral argentino el miércoles cuando le sea presentado un informe sobre el desarrollo de los comicios que colocaron al candidato del Frente de Todos (47,6%) por encima del presidente Mauricio Macri de Juntos por el Cambio (32,2%). 

Sebastián Hagobian, integrante de la comisión frenteamplista y vicepresidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe Juvenil, dijo a El País que tanto Lacalle Pou como Talvi son “muy afines al modelo económico de Macri”. Hagobian señaló que “Talvi habló de lo fenomenal que era el equipo económico de Macri” tras reunirse con él. “Lacalle Pou también, ahora pasa que recularon. Se quieren despegar por como viene el proceso”, comentó. 

Sin embargo, la semana pasada, en el primer programa de Séptimo día en canal 12, Lacalle Pou se distanció de la gestión del presidente argentino. “Vamos a tomar medidas a contramano de las que hizo Macri: nosotros vamos a bajar las tarifas y Macri las subió. Macri dijo que el problema se arreglaba con más inversión, que es lo mismo que dice el Frente Amplio”, sostuvo el candidato nacionalista. 

Ayer en Colonia, Talvi dijo a Telemundo que “el gobierno de Macri no tuvo éxito en poder ordenar las finanzas del Estado y se endeudó a un ritmo muy acelerado”. Añadió que “en junio del año pasado se le cortó el crédito, y al cortarse el crédito ya sabemos lo que pasa: devaluación, inflación, pérdida del poder adquisitivo del salario, desempleo, aumento de la pobreza y el castigo consiguiente que recibió en las elecciones”.

En otras tiendas frenteamplistas, la senadora Constanza Moreira se congratuló del resultado y publicó en su cuenta de Twitter que será importante consolidarlo en octubre. “La derrota de Macri muestra el rechazo de los pueblos a la restauración neoliberal en América latina”, dijo.

"Queremos decirlo con toda claridad: Macri es Lacalle Pou en Uruguay”, afirmó también ayer en su muro de Facebook el integrante de la lista 711 del FA Felipe Carballo. “Ya habló de ajustarse los cinturones, de apostar a la desregulación laboral, de seguir las pautas del mercado y una serie de propuestas que van en dirección contraria a las necesidades de la gente”, dijo el legislador. 

“¿Queremos experimentar con el hijo la obra que no pudo completar su padre (el expresidente Luis Lacalle Herrera) en los 90?”, arremetió a continuación. “Ojalá tengamos la sabiduría del pueblo argentino para luchar contra este fenómeno que persigue los mismos fines aunque las caras y los nombres varíen en cada país”, agregó Carballo.

Por su parte, el senador nacionalista Avaro Delgado, señaló que “si Lacalle Pou fuera presidente, la relación no va a cambiar porque es una relación institucional la que debe haber. No hay que tomar partido ni tener afinidad”. Agregó que “debemos ser respetuosos con el resultado de una elección en cada país. Aparentemente la economía tuvo un resultado preponderante en la elección. Y eso siempre cambia la tolerancia a muchas cosas”.

Delgado no cree que -si ganan los blancos- el eventual triunfo en octubre de Alberto Fernández afecte la relación política entre ambos gobiernos, porque “son procesos muy distintos”. El senador, muy cercano a Lacalle Pou, indicó a El País que “no tenemos que tomar partido ni manejarnos por afinidades ideológicas”. E insistió en que “no puede condicionarse el interés nacional a afinidades ideológicas”.

Para el expresidente colorado Julio María Sanguinetti, “el problema político de Macri comenzó en la elección de medio término, algo recurrente” en muchos gobiernos argentinos. “Llegó al gobierno y en vez de encarar a fondo los ajustes formidables que había que hacer los fue postergando para no caer en esa elección. La elección la ganó pero tardíamente tuvo que hacer lo que debió hacer antes. Eso está en la base del ojo del ciudadano. Fue un ajuste económico muy severo fundamentalmente por la suba de tarifas”, analizó. 

También opinó el candidato a presidente por el Partido de la Gente, Edgardo Novick. En su cuenta de Twitter, escribió: “Cuando cierran las Pymes, la gente no tiene trabajo, la vida está cara y además te roban en la calle, la gente le da la espalda al gobierno. En el Partido de la Gente tenemos propuestas concretas para defender a los trabajadores y terminar con la inseguridad”.

Las PASO son comicios similares a las elecciones internas en Uruguay. La diferencia es que en el vecino país son obligatorias, por lo que el resultado global implica un fuerte indicio respecto a lo que puede suceder el día de las elecciones nacionales, que allá también serán el domingo 27 de junio.

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar