Mujer trans despedida de un supermercado por su identidad de género será reintegrada

Sociedad 13 de agosto de 2019 Por
La trabajadora y la empresa llegaron a un acuerdo en el Ministerio de Trabajo
_CDS9024
Publicidad FABIO



Una joven trans de 22 años recuperó su empleo en un supermercado este lunes, tras un acuerdo alcanzado en el Ministerio de Trabajo entre la trabajadora y la empresa luego de que la semana pasada le despidieran cuando fue a trabajar con las uñas pintadas y usando caravanas. La Dirección Nacional del Trabajo (Dinatra) se reunió este lunes con representantes de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys), sindicato que había hecho la denuncia al Ministerio de Trabajo, y con representantes del supermercado Planeta.

Las partes resolvieron la restitución de la mujer a su empleo, según informó Montevideo Portal y conrmó a El Observador el director de la Dinatra, Jorge Mesa.  La secretaria de Género de Fuecys Karol Parrabichini, asistió a la instancia y dijo a El Observador que "el reintegro (de la trabajadora) a sus funciones fue en las mismas características que trabajaba antes". Por otra parte, destacó la buena disposición de la empresa, que rmó el acuerdo y se comprometió a "trabajar a futuro en lo que es la sensibilización del tema" en el lugar de trabajo.

Amelia Galisteo es de Salto y estudiante de psicología y pronto comenzará el proceso de hormonización, según informó Montevideo Portal. Había comenzado a ir al trabajo con las uñas pintadas y usando caravanas, pero al llegar al lugar el pasado 1° de agosto el encargado del local le llamó la atención y le solicitó que se quitará las caravanas. El argumento fue que esos accesorios no coincidían con la imagen de la empresa, según relató la joven, que además apuntó que se le dijo que “es un hombre y los hombres no usan caravanas”.

Al impedírsele que entrara a trabajar, Galisteo informó sobre la situación a Fuecys. De inmediato, el sindicato respaldó a la trabajadora frente al Ministerio y exigió medidas. Según el relato de la joven, al otro día volvió a concurrir a trabajar con caravanas, uñas pintadas, maquillaje y botas, a lo que los mandos medios de la empresa se le acercaron rápidamente apenas ingresó para plantearle que se quitara las prendas “de connotaciones femeninas” o que se retirara del puesto de trabajo.

El sindicato ya había advertido el miércoles que la empresa tenía tiempo hasta este lunes de dar una respuesta a la trabajadora. En el comunicado, condenaron la "discriminación y acoso" del caso de la joven, que llevaba trabajando allí como cajera desde hacía aproximadamente nueve meses.

Fuente : EL Observador

Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar