Femicidio en Florida: "Ella es mía o de nadie", repitió el asesino de Adriana Fontes

Policiales 11 de septiembre de 2019 Por
Alfredo H. asesinó a macetazos y puñaladas a su expareja; la Justicia le tomó declaración anoche en medio de incidentes en la puerta manifestando el repudio.
704665
MAURICIO 123





El dolor por el asesinato de Adriana Fontes, a manos de su esposo, sacudió ayer a la localidad de La Macana en Florida y a todo el país.

La fiscal Gabriela Rusiñol formalizó anoche al hombre de 53 años que confesó haber asesinado a su esposa luego de tenderle una trampa. El sujeto deberá estar 180 días en prisión preventiva mientras culmina la investigación.

"Dijo varias veces que había pensado en el crimen y dijo que hace un par de días había tomado pastillas. Él pretendía que ella volviera, pensó que tenía otra persona y eso fue lo que lo llevó a cometer el asesinato", dijo la magistrada. Tras sorprenderla en la casa, la mató de cuatro macetazos y tres puñaladas.

Ayer se produjo una manifestación de decenas de personas frente a la puerta del juzgado, reclamando justicia.

Testimonios obtenidos por FloridAdiariO revelan que el hombre, apodado El Canario, manifestó su voluntad de morir "Yo ya no existo; que me tiren para las manifestantes así me voy con ella", dijo en la audiencia, tras escuchar que las manifestantes querían lincharlo.

El hombre había pensado efectivamente en quitarse la vida tras el asesinato, como ocurre frecuentemente en los casos de femicidio, contó la fiscal. Después de matarla le tapó con una frazada, guardó el martillo maceta y también el cuchillo. Se cambió de ropa, guardó la otra en el ropero y fue a confesar a la seccional. Su conducta motivó que se pidiera una pericia psiquiátrica.

 
El único arrepentimiento que mostró fue por sus padres, consigna FloridAdiariO. "Están medios solo. Son gente muy mayor. Ahora vaya a saber", dijo ante la fiscal. "Ella es mía o de nadie", contó, según Rusiñol, que dijo que "él tenía la intención de retomar y que no hubiese otra persona".

Javier Fontes, el primo de la víctima, narró que la mujer retiró la denuncia que había hecho contra él porque "le daba lástima" y "lo quería mucho". Adriana incluso lo cuidó luego de un grave accidente de tránsito que tuvo, que llevó a que la mujer tuviera incluso que licuarle la comida.

Cuando se dirigió a la casa para asesinar a su esposa, dejó el auto en otro lado para que Adriana no sospechara. Ni los vecinos lo vieron entrar, según la ronda de testimonios obtenidos por la Justicia.

Se escondió bajo la cama de una de sus hijas y cuando Adriana se subió a una silla para sacar algunas cosas suyas la atacó por detrás. Luego, se cambió de ropa y se fue a la seccional.

Un video de FloridAdiariO muestra cómo fue la manifestación frente al juzgado.

Fuente : Monteviedo Portal 



Victor Camargo

Rivera mi Ciudad
El Portal de Noticias Uruguayo.

publicidades.imagen.a3dbea3ea14c7c89.696d6167656e2e706e67

Te puede interesar