Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Intendenta de Rivera: hay un "cuarto brote que nos asusta porque es diferente a los demás"

La variable que se introduce es que "ahora van a haber penalizaciones, multas, y esta vez las multas van a ser distintas: van a oscilar entre los $ 36.000 y $ 1.200.000".

Rivera 21 de octubre de 2020 Victor Camargo Victor Camargo
Alma Galup
Alma Galup

La intendenta de Rivera, Alma Galup, se refirió este miércoles a las medidas que se tomaron hoy frente a la situación que atraviesa el departamento por el aumento de casos de COVID-19.

 
Galup indicó entrevistada por el programa "Más temprano que tarde" (Radio El Espectador) que hay un "cuarto brote que evidentemente nos asusta porque es diferente a los demás". Señaló que si se observa en una gráfica "la horizontalidad es muy amplia y también la altura, y eso habla de que tiene una extensión y expansión comunitaria". Esto abarca a la "enseñanza, policía, comercio y otras actividades" para lo cual "se ha cuarentenado a lo que hemos identificado".

Del total de casos, Galup dijo que "se ha podido seguir el hilo epidemiológico a no ser solo 10 casos en los cuales no se sabe exactamente cuáles han sido los contactos". Consultada sobre el motivo de esta falta de información respondió: "No sabemos exactamente por qué".

Para subsanar esta situación hay desde este martes se sumaron "cinco" rastreadores que van a "colaborar" con la dirección departamental de Salud, cuyos integrantes "están extenuados frente a este brote". Estos nuevos integrantes provenientes de Montevideo son "técnicos especialistas en seguir el hilo epidemiológico, una tarea sumamente difícil, que cansa muchísimo, que llega a extenuar a las personas que se han dedicado 17 y 18 horas por día desde hace largo tiempo", indicó la intendenta. 

Además, va a haber un "nuevo médico" que va a acompañar al jefe de la dirección de Salud de Rivera, Carlos Sarries, "para tener una visión más real y a punto de lo que está aconteciendo".

Por otro lado, aclaró que el sistema de salud "no está saturado". Afirmó que "hay casos crónicos que se han manifestado ahora y que no han sido atendidos muchas veces en tiempo y forma debido a la pandemia" por lo que las camas "que a veces están ocupadas" en todos los centros de salud del departamento "prácticamente tienen casos de enfermedades crónicos y eso está controlado, no hay un problema sanitario en este momento". De todas formas, advirtió que han visto casos de médicos que "están sumamente cansados".

Por este motivo se "decretó un feriado quirurgico durante 15 días y la atención por telemedicina".

Respecto al comercio, destacó que no pueden hacer "absolutamente nada" para impedir la llegada de ómnibus desde Brasil para realizar compras en la ciudad fronteriza. "Los ómnibus son de Brasil, estacionan en Brasil, la gente desciende y entra por las calles de Livramento y a nuestra ciudad que es binacional", explicó. En tanto, dijo que "no pueden actuar" a no ser que haya "una comunicación especial debido a esta pandemia que tendría que ser organizada, visualizada a través de Cancillería".

Agregó que la actividad turística es "con el ingreso de automóviles" que "no van al microcentro" sino "a los shoppings y a los free shops, pero no tienen la demanda de estos ómnibus". En tanto, afirmó que los que van a comprar "lo hacen sobre comercios sobre la línea divisoria".

La intendenta dijo que el Ministerio de Salud Pública (MSP) "evaluó" cerrar los free shops. "La gente consciente del comercio, que es la amplia mayoría, esta vez cerró por motu proprio nuevamente. Como tiene personas que van a ser hisopadas cerraron los comercios. No hubo necesidad de que actuara el ministerio ni la departamental de Salud", dijo, y consideró que es "una buena señal". 

En tanto, alertó que van a estar controlando la situación fiscales para lo cual va a haber una "política gradualista". Por ello, si notan que "la gente no obedece, no acata, si los números aumentan y se registra que estaban asociados evidentemente a cosas que no están autorizadas puede venir una medida de esas", en referencia al cierre de locales. Esta medida "está descartada momentáneamente".

Para controlar esto "van a venir cuatro fiscales que van a estar cuatro días de la semana durante 30 días fiscalizando expresamente la actividad comercial". La variable que ahora se introduce es que "ahora van a haber penalizaciones, multas, y esta vez las multas van a ser distintas: van a oscilar entre los $ 36.000 y $ 1.200.000".

Galup recalcó que ahora se le dice a los locales "no a los eventos, no a las fiestas, no a la organización de pequeñas fiestas y más grandes", porque "no podemos congregarnos. Durante 30 días ese va a ser nuestro código", remarcó.

En tanto, la intendenta dijo que las actividades religiosas "programadas" que van a ser "fiscalizadas" cada una "tiene su protocolo". Contó que ayer "cerraron" una iglesia que tenía 65 personas en el culto, 45 más que el aforo permitido. Además, dijo que el que no cierre el local o no pague la multa "va a incurrir en desacato".

"El llamado a la responsabilidad está", remarcó Galup, quien agregó que por ahora "nunca fue mencionado" un cierre de fronteras ni un cinturón sanitario en torno a Rivera.

Galup también destacó el trabajo en conjunto con las autoridades sanitarias nacionales. "Nos sentimos respaldados. Ayer de tarde manifesté mi preocupación y pedí auxilio a las autoridades que estuvieran presentes, no terminé de hablar cuando ya me estaban llamando y me estaban diciendo que hoy estaban acá", destacó. Considera que tienen "espaldas más grandes" y ahora se necesita el "apoyo de la población en forma permanente y consciente", señaló.

Fuente : El País 

Te puede interesar

Boletín de noticias