Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Últimas noticias

Una famosa comediante reúne 7.000 dólares en Instagram para donárselos a una camarera

Una camarera de Nueva York tuvo la suerte de servir la cena a la comediante Robyn Schall. Para agradecerle su servicio la celebridad reunió al menos 7.000 dólares de propina con la ayuda de sus numerosos seguidores en las redes sociales.

Internacionales 14 de febrero de 2021 Fabio Olivera Fabio Olivera
1105234702_0:55:1920:1135_1920x0_80_0_0_4ad3c7daacaef49021dc6c32923a5215

Y no es para menos, puesto que Ulyana Hrushchak, de 24 años, se ha merecido este dinero: se aseguró de que sus clientes llevaban mascarillas y no pasaban frío en el restaurante. Lo hizo con respeto a las leyes aprobadas en EEUU para luchar contra la pandemia dado que se les servía a los clientes fuera del local.

La comediante Robyn Schall pidió a sus 140.000 seguidores de Instagram que aportasen su granito de arena. Consiguió reunir unos 13.000 dólares, que repartió entre la camarera y el personal del restaurante, mientras lo retransmitía todo directo. Al principio pensaba que conseguiría unos 1.000 dólares, pero en pocas horas su saldo había superado los 5.000 dólares. Miles de personas le enviaron entre 1 y 20 dólares, recuerda Schall en una entrevista telefónica con Bloomberg.

"Todo el mundo está pasando por momentos difíciles ahora mismo, y la gente solo quería hacer algo bueno", comentó la mujer, y agregó que no esperaba que la respuesta fuese tan positiva.
 
A su vez, Hrushchak señaló que la propina era más del doble de lo que suele ganar en un buen mes. Planea enviar algo de dinero a casa, gastar otra parte en el alquiler, en facturas y en tarjetas de crédito, e invertir lo que le quede en unas pequeñas vacaciones.

El 2020 fue un año duro para Hrushchak. En noviembre del 2019 se trasladó a Estados Unidos desde el condado irlandés de Cavan. Muchas empresas se cerraron en marzo, cuando el brote comenzó a propagarse por el mundo. Para aquel entonces no había trabajado lo suficiente como para poder contar con la paga de desempleo. Tampoco se sentía capaz de pedir ayuda a su familia, pues también estaba luchando contra las consecuencias de la pandemia.
De hecho, no es la primera vez que Schall ayuda a alguien. A lo largo de los años, la comediante ha subastado pequeñas cosas de su casa y ha transferido ciertos fondos a la organización sin ánimo de lucro Ronald McDonald House Charities. En cinco años ha recaudado unos 30.000 dólares, asegura. Y esta vez, quería ayudar a la gente del sector de la restauración.

"Cuando veo cerrar un restaurante, me mata. Me duele. Siento como si fuera mi propia casa la que está siendo clausurada", señaló.

FUENTE SPUTNIK 
 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias