Exfutbolistas argentinos reclaman US$ 25 millones a un banco por daños causados en Uruguay

ACTUALIDAD - Economía 21 de mayo de 2021 Por MONTEVIDEO PORTAL
Los ahorristas perdieron la mayoría de sus fondos por “actividades desleales de un administrador de patrimonio” que operaba en Montevideo.
762477

Un grupo de exfutbolistas profesionales argentinos reclamará US$ 25 millones en daños al banco suizo Credit Suisse, fundado en 1856. El diario helvético Le Temps informó que "a principios de la década de 2010, estos atletas y algunos de sus familiares habían confiado sus ahorros a un ex gerente de Credit Suisse, que se había independizado y operaba desde Uruguay", pero "los fondos, que se depositaron en Ginebra, sufrieron pérdidas de alrededor del 80% como resultado de inversiones consideradas peligrosas", por lo que los exdeportistas exigirán la devolución de los montos al banco.

El abogado de los exfutbolistas, Cédric Berger, anunció que sus clientes consideran que Credit Suisse debería haber notado que la gestión realizada no se correspondía con sus perfiles y advirtió que no debería haber dejado que el gerente invirtiera porque no tenía licencia para hacerlo.

"En total, 25 personas perdieron US$ 34 millones, lo que corresponde a más del 80% de su capital, debido a las actividades desleales de un administrador de patrimonio con sede en Uruguay que el banco no supervisó adecuadamente", dijo Berger a Le Temps.

De los afectados, entre los que se encuentra un exfutbolista del Barcelona, 13 clientes están dispuestos a pasar a la ofensiva, y casi la misma cantidad busca los medios para financiar el juicio.


Credit Suisse tuvo oficinas en el Word Trade Center hasta 2017, cuando retiró su negocio de Uruguay.

Gerente en liquidación

El periodista Sébastien Ruche informa en Le Temps que "tras sufrir pérdidas en 2014 al invertir en dos fondos para este grupo de clientes, el gestor independiente empezó a comprar productos estructurados que no produjeron mejores resultados".

El ex gerente de Credit Suisse que operaba desde Uruguay no tiene los fondos para reembolsarlos y "su pequeña empresa, Widpoy, está en liquidación", consignó el diario suizo en marzo.

"Los clientes pensaban que este gerente estaba estrechamente vinculado y monitoreado por Credit Suisse, lo que los tranquilizó. El hombre aparentemente tenía tarjetas de visita del banco y tenía un empleado del banco que lo acompañaba a visitar a estos clientes ", explicó el abogado.

De todas maneras, la principal queja contra el banco es que el gerente no tenía licencia uruguaya para operar. "Los clientes no lo sabían, pero Credit Suisse debería haberlo sabido especialmente porque este documento era un requisito contractual y el Banco Central de Uruguay (BCU) se había negado formalmente a otorgarlo", dijo el representante de los exfutbolistas. Sin embargo, el banco no informó esto a sus clientes y continuó cumpliendo las instrucciones del gerente externo.


El abogado alertó que si la entidad financiera "identifica problemas graves a nivel gerencial, debe tener fidelidad y lealtad a los clientes, debe presionarlos para advertir".

Consultado por Le Temps sobre estos cuestionamientos, Credit Suisse no quiso hacer comentarios.


Sanciones del Banco Central de Uruguay

El BCU informa en una resolución que Widpoy SA presentó su pedido de registro como "Asesor de Inversión en octubre de 2010, solicitud que se resolvió el 5 diciembre de 2012, denegándole a Widpoy SA el registro, por no haber presentado toda la información que se le requería a esos efectos", y "al denegarle el registro también se le prohibió el desarrollo de actividades de Asesor de Inversión".

Widpoy SA volvió a solicitar ser inscripta en el Registro de Mercado de Valores, aportando esta vez la documentación correspondiente y el BCU "resolvió favorablemente en noviembre 2015, su inscripción en el Registro", destaca la resolución, firmada el 22 de septiembre de 2017.

Ante un reclamo presentado por dos clientes, el BCU alerta en ese documento, al que accedió Montevideo Portal, que "Widpoy SA, con posterioridad a la denegatoria de su registro e instrucción de no efectuar las actividades propias de un Asesor de Inversión, realizó con los denunciantes actividades reservadas para el tipo de institución citada, vulnerando así lo dispuesto por el artículo 125 de la Recopilación de Normas de Mercado de Valores, y no observando el principio ético previsto en el artículo 250 de la citada Recopilación".


El BCU sancionó a Widpoy SA el 31 de enero de 2018 con 150.000 Unidades Indexadas (US$ 16.000 aproximadamente) "por haber desarrollado actividades como Asesor de Inversión sin estar inscripta en el Registro de Mercado de Valores", y el 5 de diciembre de ese año resolvió "sancionar a Widpoy S.A. con la cancelación de sus actividades con relación al Mercado de Valores" y "dar de baja" a Widpoy S.A. del mismo registro.

La medida se sustenta en los incumplimientos previos y en algunos elementos más. El 16 de febrero de 2017, por ejemplo, "un equipo de inspectores de la Superintendencia de Servicios Financieros (del BCU) visitó el domicilio declarado de la firma, no pudiéndose acceder a la oficina dado que se encontraba bajo llave y sin personal", dice la resolución, que agrega: "en la cartelería presente en las oficinas de Widpoy S.A. se muestra el nombre comercial Global Finance Group, el cual nunca fue informado para su incorporación al Registro".

Te puede interesar