Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Halló mensaje arrojado al agua en 1926 y cumplió con el deseo del ya fallecido remitente

El texto estaba en una botella que reposaba en el lecho de un río en Michigan, Estados Unidos.

Virales 26 de junio de 2021 Victor Camargo Victor Camargo
766277

Una buceadora y navegante hizo el pasado 18 de junio un singular hallazgo días atrás en aguas del río Cheboygan, en EEUU.

La protagonista del episodio es Jennifer Dowker, propietaria de un barco con fondo transparente con el que pasea a turistas por el curso de agua.

Ese día, la mujer estaba buceando por debajo de la embarcación para limpiar los cristales, cuando un objeto llamó su atención.

"Colecciono pequeñas botellas que encuentro en el lecho del río cuando buceo", dijo Dowker al medio USA Today, detallando que, además de envases de vidrio, su tarea le ha deparado otros interesantes hallazgos.

"Tengo una pequeña hoja de hacha de dos cabezas que encontré la última vez que lavé los cristales", contó.

La mujer explicó que el crista verde de la botella se destacaba en el fondo y entre los peces que nadaban cerca. Al acercarse a recogerla notó que dentro había un trozo de papel y que estaba escrito, algo que le generó mucha expectativa.


Lamentablemente, el corcho de la botella estaba muy deteriorado y había permitido que se filtrara agua. Sin embargo, el texto todavía era legible, y muy breve y simple: pedía que la persona que hallara la botella se contactara con el autor del mensaje, para devolverlo a este y reportar dónde lo había hallado. La nota estaba fechada en noviembre de 1926 y firmada por George Morrow.

Jennifer guardó la botella, secó con cuidado el papel y luego contó en redes sociales la historia del hallazgo, con la esperanza de que los internautas la ayudaran a dar con la pista del autor del mensaje.

En menos de 24 horas recibió miles de comentarios y mensajes, algo que le causó alegría pero también la abrumó un poco.

"Me desperté a la mañana siguiente y tenía toneladas de mensajes", dijo Jennifer. Esos contactos aportaban indicios diversos de todo tipo y que requerían ser confirmados.


"Honestamente, lo primero que pensé fue cómo iba a encontrar el tiempo para hacer algo así, porque soy una madre soltera con tres hijos y estoy a cargo de mi propio negocio", explicó.

Sin embargo, lo hechos se precipitaron y las redes hicieron su magia. Al día siguiente Jennifer recibió una llamada de un a mujer de 74 años llamada Michele Primeau (cuyo apellido de soltera era Morrow) y que resultó ser la hija del auto de la carta.

La septuagenaria contó al citado medio que había sido contactada por una mujer que había visto la publicación de Jennifer en Facebook, y se había tomado la molestia de hacer una búsqueda en el sitio de genealogía Ancestry.com.

"Ella me envió fotos de la carta por correo electrónico y tan pronto como las vi, reconocí la letra de mi padre", dijo Primeau.

Además de la prueba caligráfica, señaló que la botella "fue encontrada en Cheboygan. Él nació en Cheboygan y vivió allí hasta los 20", recordó. "También fue interesante que lanzó la carta al río en noviembre y su cumpleaños es en noviembre". Según la anciana, en aquel entonces su padre tendría 18 años, o estaría a punto de cumplirlos.


Al parecer, George Morrow, fallecido en 1995, tenía la costumbre de dejar mensajes ocultos en los lugares más diversos. "Una vez estábamos cambiando el botiquín de nuestro baño y encontramos un mensaje que mi papá había escrito, dentro de pared", recordó su hija.

Primero dijo que habló con Jennifer Diwker y esta quiso enviarle de inmediato la botella y el mensaje, pero ella prefirió que la autora del hallazgo conservara los objetos. En contrapartida, dijo que pensaba viajar en los próximos meses a la casa de Jennifer para "ver todo personalmente". Además, llevará una foto enmarcada de su padre para colocarla junto a lo hallado y que todo pueda exhibirse junto.

Fuente : Montevideo Portal 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias