Portal de Noticias Rivera mi Ciudad Portal de Noticias Rivera mi Ciudad

Desalojaron a punta de pistola a una familia el pasado sábado de madrugada

Los delincuentes hicieron un disparo al suelo de la vivienda y aclararon que el próximo iría al pecho del padre de familia.

Nacionales 26 de octubre de 2020 Jose I. Flores Ribeiro Jose I. Flores Ribeiro
701037

En los últimos meses resurgió una modalidad delictiva que tuvo en vilo a varios barrios en el 2018: los grupos criminales que desalojan a familias de sus casas y ocupan las viviendas, revendiéndolas o usándolas para sus actividades.

Estos casos ocurrieron por ejemplo en Casavalle (donde actuaba el grupo Los Chingas), el complejo Quevedo de Maroñas y el complejo Talca en Las Piedras.

La semana pasada, Informativo Sarandí reportó el caso del desalojo de una mujer y su hija en Flor de Maroñas. Este sábado ocurrió un caso similar en un complejo del Ministerio de Vivienda, según reportó también Informativo Sarandí.

El sábado de noche, a las 23:30, dos delincuentes llegaron a una casa del complejo para exigir que la desalojaran porque la habían comprado.

Uno de los criminales le puso un revólver en la cabeza al padre de familia y le dijo que el domingo a las 15 horas debían estar afuera. Luego disparó al suelo y aclaró que el próximo tiro sería al pecho.

A las 2 de la mañana la familia decidió irse y hacer una mudanza express, según el relato de Sarandí. A las 3 consiguieron un flete y comenzaron a cargar las cosas. Varios vecinos, sorprendidos por la situación, llamaron al 911 porque creyeron que estaban robando la casa.

Cuando llegaron tres patrulleros, los integrantes de la familia entraron en pánico, porque creyeron que los delincuentes, que estaban a media cuadra, podían pensar que ellos habían hecho la denuncia.

 
Los policías no les creían y no se iban, pero decidieron marcharse finalmente. A las 6 de la mañana la casa quedó vacía y a las 11 llegó uno de los delincuentes a pedir la llave. A la misma hora fue convocado el padre de familia a la seccional 19 para ratificar que no había ocurrido ningún robo.

Sarandí narra que la víctima se contactó con el exdirector de Convivencia, Gustavo Leal y le explicó que no quería hacer la denuncia.

De acuerdo a lo que reportó Sarandí, Leal y el jefe de Policía, Erode Ruiz, se habían reunido días antes para tratar el tema de los desalojos. Según reportaron fuentes policiales a Montevideo Portal, la reunión fue solicitada por el propio Leal, a lo que accedió Ruiz, con el objetivo de informar sobre casos de desalojo y tener un contacto más fluido.

Leal pasó a buscar a los integrantes de la familia a las 15:30 y los llevó lejos de Montevideo, donde los convenció para denunciar el caso. Fue difícil, porque supieron en ese momento que uno de los delincuentes había baleado de dos tiros a una persona en el barrio, pero finalmente la denuncia quedó asentada.

Se logró identificar a los responsables de la extorsión en base a información de vecinos. La familia vive mientras tanto con unos parientes (son once en una casa). La mujer está embarazada y sufre epilepsia.

Fuente: Montevideo Portal.

Te puede interesar

Boletín de noticias